Christopher Aliste: “El impacto de los puertos en la reactivación económica en tiempos de coronavirus” ¿Encontraste un error? Avísanos

Christopher Aliste

Gerente Comercial Terminal Marítimo Puerto Caldera.


La guerra comercial entre China y EE. UU. y la crisis social desencadenada en Chile durante octubre pasado, generaron efectos negativos en nuestro comercio exterior. En su último Reporte Anual que analiza comparativamente 2019 versus el año 2018, la Cámara Marítimo y Portuaria de Chile (CAMPORT) señaló un descenso de 8,2% en la carga movilizada en toneladas y una disminución de 7,2% en el intercambio comercial en dólares.

A estas cifras a la baja, debemos añadir las moderadas proyecciones del rubro minero, que espera un crecimiento de apenas 1% para este 2020, de acuerdo con lo esbozado por SONAMI a fines del año pasado. Es más, la menor demanda de cobre del mercado chino a causa del coronavirus -cuyo impacto aún no hemos dimensionado- podría hacer variar esta estadística y dar otro golpe a los exportadores.

La reactivación de este sector productivo -absolutamente clave para la economía del país- y del comercio exterior en todos sus ámbitos, es una tarea en la que estamos involucrados varios actores de la industria. En ese sentido, los sistemas logísticos de la Macrozona Norte están preparados y se siguen desarrollando para empujar el carro del crecimiento y, en particular, lo están los terminales marítimos de Atacama, aliados indispensables de las exportaciones en torno a la minería y sus derivados.

Los puertos privados de uso público regionales brindan importantes ventajas comparativas, con instalaciones adecuadas, suficiente capacidad de transferencia de carga, ubicaciones en ejes estratégicos y una red de conectividad que mejora día a día con un solo objetivo: continuar aportando al desarrollo regional y nacional.

Si queremos aumentar nuestra participación en el comercio exterior y consolidar la tendencia al alza en toneladas y el valor de los bienes transferidos mostrada en el último lustro, debemos anticiparnos a los requerimientos de aquellas industrias que necesitan de terminales eficientes, estables y que proporcionen beneficios que vayan mucho más allá de ser una alternativa de salida hacia otras economías.

Somos optimistas, porque estamos trabajando para superar las dificultades y riesgos externos que cada vez generan mayor incertidumbre en los mercados. Eso, sumado a los esfuerzos de distintos sectores que buscan mayor desarrollo y continuidad de largo plazo, con aprobaciones y reaperturas de varias iniciativas mineras durante las últimas semanas en Atacama, traería renovadas cuotas de confianza en los inversionistas y abriría nuevas fuentes de empleo a nivel regional.

Dicho esto: ¿Caminamos hacia una reactivación? ¿Cuál es el impacto de los puertos en este desarrollo?


 

Compartir

*Los dichos vertidos en las columnas de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan necesariamente el pensamiento editorial de PortalPortuario.cl

Si desea participar como columnista envíe su columna de opinión a: contacto@portalportuario.cl