Gerente general de Asexma Bio Bio: “El 27F dejó una relación humana de trabajo asociativo” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Sebastián Betancourt Muñoz

@PortalPortuario


El terremoto de 8,8 grados en la escala de Richter y el posterior tsunami ocurrido durante la madrugada del 27 de febrero de 2010 en la Región del Bio Bio y que afectó a una parte importante de Chile, tuvo consecuencias dramáticas, pero también obligó a establecer otras dinámicas de apoyo.

Para Alfredo Meneses Olave, gerente general de Asexma Bio Bio y vicepresidente de la mesa Comex, lo sucedido tras aquel último sábado de febrero de 2010 permitió formar relaciones humanas de trabajo asociativo.

En conversación con PortalPortuario.cl, Meneses recordó su primera experiencia tras la catástrofe. “Yo estaba en un piso 14, personalmente hablando fue terrible. Esa vez recuerdo que fue bien chocante, por ejemplo, cuando me tocó ir a Asmar era una locura ese lugar, era tal como si lo hubiesen bombardeado, todo en el suelo”, contó el encargado de Asexma Bio Bio.

El golpe de la naturaleza causó desgracias humanas en la región, pero también generó problemas en el aspecto económico. Los mercados de la zona debieron seguir operando, a pesar de contar con una cadena logística e infraestructuras dañadas.

El también vicepresidente de la mesa Comex comentó que a la crisis ya existente en ese momento “se sumó un hecho adicional. Estábamos justo en un cambio de Gobierno, pero además era un cambio de ejes. Estaban asumiendo autoridades muy nuevas y en general, cuando asumen, quieren ser muy innovadores, llegan con ideas nuevas y cosas por el estilo. En ese minuto las autoridades se tuvieron que subir al carro, pero no llegaron con la lógica de imponer, sino más bien con la idea de en qué podían ayudarnos”.

En este marco, con el Gobierno de la época recién asumiendo el mando del país y dispuesto a ayudar en mejorar la situación, se produjo un mecanismo de trabajo colaborativo público-privado que permitió iniciar el proceso de reconstrucción.

“Entonces ahí hubo una cosa muy interesante, porque el Gobierno nos permitió trabajar en esta lógica público-privada de una manera muy efectiva y con ello empezamos a generar la reconstrucción. Para enfrentar los problemas producidos la catástrofe se produjo una cooperación cruzada en el plano humano, por ejemplo cuando uno no podía atender las cargas, lo hacía el otro, tal como ocurrió mucho en los barrios, en donde los vecinos no se conocían y después del terremoto empezaron a hacerlo. Como toda obra humana, de repente las cosas vuelven al mismo eje, pero por lo menos, tras el terremoto lo que quedó acá es una relación humana de trabajo asociativo”, rememoró Alfredo.

Otro punto que complicó la región en el ámbito económico y marítimo-portuario fue el daño sufrido por los puentes que conectan al Gran Concepción con el resto de la zona al sur del río Bio Bio. Los dos puentes que cruzaban el caudal en 2010 se vieron perjudicados a causa del fuerte sismo, lo que provocó una desconexión en la cadena de transporte carretero y ferroviario.

Meneses indicó que “el otro elemento que verdaderamente complicó mucho en materia económica y marítimo-portuaria fue el tema de los puentes. Concepción está asociado a lo que es la otra parte del terreno, que es San Pedro de la Paz y Coronel, a través de los puentes. En lo que es la operatividad tuvimos temas más o menos complejos, porque al otro lado del río está el Puerto Coronel, que es un de los puertos más importantes de la región y en donde se mueve bastante carga”.

“En esta situación finalmente no te queda otra que ser resiliente, por lo tanto la región, en ese sentido, pudo concretar o corregir imperfecciones que arrastraba en temas logísticos y pudimos ver que había que generar otras alternativas, como es lo que hoy estamos concretando, que es el uso del aeropuerto Carriel Sur como alternativa para operaciones de carga vía aérea”, agregó el vicepresidente de la mesa Comex.

Respecto a la instancia de Comercio Exterior, “yo creo que la mesa Comex se fortaleció mucho a partir del terremoto. Parece irónico que en un pueblo que es altamente individualista y egoísta sea la asociatividad la palanca que nos permita generar saltos cuánticos. La mesa fue el resultado de eso y afortunadamente eso se ha mantenido y espero que se siga manteniendo, porque creo que es una buena iniciativa desinteresada que no cuenta con recursos de apoyo de ninguna naturaleza y que simplemente es trabajo entre un conjunto de actores relacionados y que aprendieron a relacionarse a partir de la necesidad”, reflexionó finalmente Meneses.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias