Harry Klenner: Los prácticos de puerto durante la pandemia Covid-19 ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Harry Klenner

Presidente de la Asociación Chilena de Prácticos de Puerto

Práctico autorizado del Puerto de Quintero


El hecho que los buques continúen llegando a los puertos en este período, para muchos pasa desapercibido, porque es una actividad cotidiana y normal que se ve a diario en las ciudades puerto.

Desde que comenzó la pandemia, muchas personas han debido adaptarse a las nuevas condiciones de trabajo y modificar su forma de hacerla y por cierto, la actividad marítimo – portuaria no ha sido la excepción.

Para poder continuar realizando esta labor tan importante y permitir que siga fluyendo el comercio exterior del país, todos los trabajadores del área deben adoptar las medidas correspondientes para ejecutar sus funciones con los mínimos riesgos posibles.

En este ámbito, los prácticos, que son los profesionales encargados que los buques entren y salgan en forma segura de los puertos, por las características propias de su actividad, están muy expuestos a contagiarse, ya sea en la lancha o móvil que los desplaza a embarcarse al buque, como también en el contacto cercano que deben tener con la tripulación una vez a bordo.

Es así como ahora los prácticos también han debido, entre otras cosas, complementar sus Elementos de Protección Personal (EPP) con mascarillas, buzos, guantes de latex y alcohol gel, para disminuir al mínimo los riesgos a su salud.

Dentro de las medidas que se han implementado, está la verificación del estado de salud de la dotación del buque, para ello, previo al embarco del práctico, la Autoridad Sanitaria en coordinación con la Autoridad Marítima, efectúa una inspección a bordo, verificando que la dotación se encuentre en condiciones aptas para hacer el ingreso al puerto; una vez realizado lo anterior, recién el Práctico procede a embarcarse.

Una vez a bordo, se sigue la rutina habitual, como es el intercambio de información con el Capitán, explicación de la maniobra a realizar y cualquier otra información de interés. La diferencia es que ahora hay que hacerlo todo guardando la distancia correspondiente y evitando los contactos innecesarios.

Los prácticos de puerto continúan con su trabajo diario, día y noche, porque saben de la importancia y trascendencia que en la actual situación significa el zarpe o recalada de un buque y han debido adaptarse a las circunstancias, de manera de garantizar que esta actividad se desarrolle con seguridad y eficacia y están comprometidos a seguir perseverando en el propósito de brindar un servicio público marítimo de la más alta calidad y excelencia.


 

Compartir

*Los dichos vertidos en las columnas de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan necesariamente el pensamiento editorial de PortalPortuario.cl

Si desea participar como columnista envíe su columna de opinión a: contacto@portalportuario.cl





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias
Translate »