Lars Oestergaard asegura que efectos del “evento de Yantian” se mantendrían hasta el cuarto trimestre ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


A pesar de que el Puerto de Yantian, afectado por varias semanas debido a un brote de Covid-19, desplegará el 100% de su capacidad a partir de este jueves, los efectos de esta crisis sanitaria sobre el sector naviero y la cadena logística mundial se mantendrían hasta el tercer o el cuarto trimestre de este año.

Así lo comentó a PortalPortuario.cl, el director de Operaciones de Maersk para las Américas, Lars Oestergaard Nielsen, quien -en entrevista con este medio- sostuvo que lo ocurrido en este enclave portuario del sur de China ha sido la “cereza del pastel” de una serie de situaciones que imprimen presión a todos los actores del sector tal como lo ha sido la escasez de contenedores, la restricción en las operaciones portuarias por la pandemia y  el reciente bloqueo al Canal de Suez, entre otros.

¿Qué tan grave es la situación de Yantian y cómo repercute en el comercio marítimo global?

Hay más de 300 servicios afectados que han omitido su ventana a Yantian y hay muchos de ellos que son de Maersk. Hay un atraso que es una causa-efecto y en cadena en otros puertos del sur de China y estos atrasos están estimados entre dos a cuatro días.

El Puerto de Yantian informó que las operaciones se retoman este jueves de forma completa ¿Qué implicará este reinicio para el sector naviero y logístico global? 

Es una buena noticia el hecho de que estén anunciando un regreso a la normalidad, pero hay que tener cuidado ahí, porque ese regreso a la normalidad también implica que van a continuar algunos atrasos debido a la cantidad de carga que se está por manejar en el puerto y que se ha venido reetrasando en los patios y también en los buques. Entiendo que, hasta el momento, hay un 70% de la fuerza laboral trabajando en el puerto. Lo ideal es que se llegue a un 100%, porque nada haces abriendo un puerto si no tienes a todos los trabajadores para sacar la carga.

Dado esto ¿Cuánto tiempo tomará normalizar a la cadena logística global?

(Ríe) Esa es una gran pregunta. El evento de Yantian vino a poner la cereza en el pastel de una serie de eventos que estábamos sufriendo en el sistema de la cadena logística global. Por eso, esto estresa más lo que se venía manejando con la escasez de contenedores y retrasos en la operación portuaria, de tal forma que este sistema no va a volver a la normalidad ni en el tercer trimestre y posiblemente al cuarto trimestre de este año.

¿Son las rutas Asia-Europa y Asia-Estados Unidos las más afectadas por este brote pandémico en Yantian?

Buque de Maersk en el Puerto de Yantian

Eso es correcto. La mayor cantidad de contenedores van de Asia a Europa y de Asia a Estados Unidos y, especialmente, aquí hay una doble causa. Hay pocos contenedores disponibles, también hay un letargo en la operación de los puertos y con una mayor cantidad de volumen que va a llegar, eso impactará a los puertos de Estados Unidos. El actual reto se enfrenta desde dos aristas. Por un lado, hay una alta demanda de los consumidores, lo que genera un aumento de estrés en el sistema y, por otro lado, el Covid y la reducción de la productividad de los puertos, en general, a nivel global, está generando un problema adicional, de forma tal que es poco lo que se puede ofrecer en este momento, aunque se hacen todos los esfuerzos para manejarlo con los clientes.

¿Y qué ocurre con las conexiones entre América Latina y China al ser grandes compradores de productos, pero también los principales exportadores de frutas y materias primas?

Hay un efecto en Latinoamérica, sin duda. Los planes para la llegada de los barcos y las ventanas siguen teniendo atrasos, lo que se manifiesta en la región. También, en Sudamérica, hay otro aspecto -por todos conocido- que es el mayor impacto que ha tenido la pandemia del Covid y eso ha generado también una disminución en la fuerza laboral en los puertos y, por lo mismo, en la productividad de los mismos, lo que hace que las dos partes, tanto en tierra como en mar, estén desalineadas y atrasadas.

En Chile, si bien los puertos no han cerrado por Covid-19, sí lo han hecho -y cada vez más- por problemas de mal tiempo ¿Cuánto peso adicional suma esta situación al sector naviero y a la logística global ya presionada por la pandemia?

Muy buen punto. Efectivamente, el clima ha jugado en contra y es un tercer elemento que se agrega a esta ecuación, porque hay un aumento de marejada que en este invierno ha sido muy fuerte, también en las condiciones en las que se tiene que operar y maniobrar en los puertos y eso ha generado dismunición en la fuerza laboral en los puertos de Chile.  En una situación normal, las líneas tenemos algo de flexibilidad para esperar hasta que el tiempo mejore, pero si tenemos muy mal tiempo y no hay opción de otra ventana o de esperar, lo que sucede es que las líneas debemos omitir el puerto en Chile y eso, por supuesto, tiene un impacto después en los volúmenes y en la carga que llega mucho más fuerte en el siguiente llamado.

¿Qué podría decirle a aquellos exportadores de productos perecederos de Chile y otros puntos de América Latina respecto de sus cargas en el contexto de esta crisis del Puerto de Yantian? 

Es una pregunta interesante, porque para las cargas de exportación de América Latina hay puertos y terminales alternativos en el sur de China que están recibiendo esa carga y, por eso, se puede movilizar para garantizar de que llegue en buen estado. En general, los puertos de Nansha, Shenzhen, Shekou, Guangzhou e Hong Kong están funcionando.

¿Cómo cree usted que esta situación ha golpeado a las tripulaciones a casi un año y medio de pandemia?

Las tripulaciones son esenciales y lo han sido desde que empezó esta pesadilla de la pandemia. Fue un muy mal año el 2020, especialmente, porque nos enfrentamos al principio con problemas para hacer cambio de tripulaciones, pero ahora nos enfrentamos al surgimiento de nuevas variantes del Covid. Espero que exista un reconocimiento de industria marítima, pero también de los gobiernos para que sepan que las tripulaciones son esenciales, porque sin ellos y los barcos moviendo la carga desde el año pasado, hubiésemos enfrentado una situación más crítica todavía a nivel global.

Ya que lo menciona ¿Qué tanto más grave puede tornarse la situación para los puertos, las navieras y la logística en general el surgimiento de nuevas variantes más contagiosas y letales como la cepa india también conocida como Delta?

No soy un profesional médico, pero existe la posibilidad del surgimiento de nuevas variantes y que otros puertos sufran la misma situación que Yantian, sin duda alguna. Esto tiene mucho que ver con el proceso de vacunación que se está viviendo en muchos países. El hecho de que ocurran otros casos como el de Yantian, o como el del Canal de Suez (el bloqueo) ha demostrado que la industria es resiliente, porque seguimos moviendo la carga y eso significa que hay esperanza de que el sistema se pueda adaptar.


 

Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos