Países integrantes del TPP cierran negociaciones tras cinco años de su inicio

IMG_2870Tras casi cinco años de negociaciones, los doce países integrantes del Acuerdo Trans Pacífico de Libre Comercio (TPP) culminaron exitosamente las conversaciones y lograron sellar un acuerdo en la ciudad de Atlanta, Estados Unidos.  En esa ciudad  estuvieron reunidos los grupos técnicos y en los últimos cinco días, los ministros y representantes de Comercio Exterior de los negociadores.

 “Estamos complacidos porque se ha logrado un acuerdo muy valioso para Chile, resguardando nuestros intereses, pues va a permitir consolidar nuestra relación con la región Asia-Pacífico. El TPP definirá los acuerdos comerciales del siglo XXI. Seremos parte del esquema económico más grande y moderno del mundo, considerando que el TPP es la negociación plurilateral más importante de los últimos 20 años”, resaltó el canciller Heraldo Muñoz.

Con respecto a las negociaciones, el canciller agradeció la participación y apoyo técnico de todos los ministerios involucrados a lo largo de proceso, especialmente la estrecha coordinación con el ministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, y la ministra de Salud, Carmen Castillo.

La delegación de Chile fue encabezada por el director general de la Direcon de Cancillería, Andrés Rebolledo, quien destacó el fin de este proceso. “Estamos satisfechos; nos parece que hemos llegado a un buen acuerdo, adecuadamente balanceado que supondrá importantes beneficios para nuestro país, a la vez que hemos protegido apropiadamente las sensibilidades que se presentaron en Chile durante el proceso; los intereses del país han sido resguardados debidamente”, declaró.

Rebolledo agregó que uno de los puntos más controvertidos fue el referido a la protección de los medicamentos biológicos, que frenó hasta última hora el cierre de la negociación. Este asunto fue finalmente resuelto en forma satisfactoria para nuestro país con un período de protección de 5 años, en línea con lo que hasta ahora está estipulado en el acuerdo comercial bilateral entre Chile y Estados Unidos.

Este acuerdo abrirá nuevas oportunidades para que el comercio de Chile siga creciendo y diversificando su oferta exportadora. Si bien Chile ya tiene acuerdos con todos los miembros del TPP, no todos los acuerdos presentan el mismo grado de profundidad. Este Acuerdo permitirá terminar con exclusiones que afectan, por ejemplo, a nuestro sector agroalimentario. Estos cambios se traducirán en mayor acceso a mercado cuando comience a regir el nuevo acuerdo.

Por ejemplo, mientras con Estados Unidos y Australia tenemos casi el 100% del comercio con arancel cero, los tratados bilaterales con países como Japón, Malasia y Vietnam poseen importantes exclusiones, especialmente en el sector agroalimentario.

En el período 2009-2014, el comercio chileno del sector agropecuario, silvícola y pesquero con los países que integran el TPP, tuvo un crecimiento promedio anual de 5,3%. En particular, de los más de 3.000 millones de dólares de exportaciones de fruta fresca al año, un 42% se dirige a esa zona.

El acuerdo considera 30 capítulos, que abarcan las siguientes áreas: Acceso a Mercados, Reglas de Origen, Obstáculos Técnicos al Comercio, Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Defensa Comercial, Competencia, Compras Públicas, Servicios, Inversiones, Comercio Electrónico, Telecomunicaciones, Entrada Temporal, Servicios Financieros, Asuntos Legales, Propiedad Intelectual, Medio Ambiente, Laboral y Cooperación. Adicionalmente, se han incorporado los denominados temas horizontales que incluyen Coherencia Regulatoria, Competitividad, Desarrollo y Pequeñas y Medianas Empresas.

En una línea similar, el acuerdo negociado establece además un conjunto de normas que facilitará el comercio y propiciará mejores regulaciones en el ámbito sanitario y fitosanitario, lo que permitirá que los bienes chilenos entren a esos mercados en condiciones más previsibles y estables.

Este acuerdo también ofrecerá la posibilidad de acumular origen, facilitando una mayor participación del país en las cadenas globales de valor. En efecto, una vez que entre en vigencia el acuerdo TPP, los productores nacionales podrán también abastecer con sus insumos a los países miembros, con el objeto de exportar de manera preferente a terceros mercado de la región. Esto incentivará aún más los flujos de comercio entre los socios y la incorporación a sus cadenas productivas.

“Creemos que para Chile, como una economía abierta que se adapta a los cambios, el TPP abrirá oportunidades para mejorar las condiciones de acceso de varios de sus productos emblemáticos a la región Asia-Pacífico. Al mismo tiempo, abrirá la puerta a nuevos encadenamientos productivos y a la incorporación de Chile a las Cadenas Globales de Valor (CGV)”, recalcó el director de Direcon.

A partir de ahora, el acuerdo negociado deberá continuar con su revisión legal, luego de lo cual deberá entrar a discusión parlamentaria en los países integrantes.

El TPP es un amplio proceso de integración económica en la región del Asia-Pacífico, cuyas tratativas se iniciaron en 2010 y en las cuales participó Chile, junto a otros once países: Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Estados Unidos, Malasia, México, Japón, Nueva Zelanda, Perú, Singapur y Vietnam.

Galerías y vídeos portuarios