Pedidos rusos de buques rompehielos preocupan a astilleros surcoreanos ¿Encontraste un error? Avísanos


Los contratos de los constructores navales de Corea del Sur con Rusia se mencionan como un factor que puede obstaculizar la mejora de su rentabilidad, dada la dificultad para vender los buques rompehielos en caso de que el país europeo siga cancelando pedidos.

Según Business Korea, para los astilleros surcoreanos el “objetivo es obtener ganancias el próximo año, pero cualquier incumplimiento de pago por parte de los armadores rusos puede retrasar el cronograma. En la actualidad, los contratos con Rusia ascienden a USD 5.000 millones en Samsung Heavy Industries, USD 2.500 millones en Daewoo Shipbuilding & Marine Engineering y USD 550 millones en Hyundai Samho Heavy Industries”.

Los constructores navales ya cumplieron con más del 70 por ciento de su objetivo financiero para este año, pero es probable que permanezcan en números rojos durante 2022. Esto se debe a que los proyectos apenas rentables han continuado durante aproximadamente 10 años y los precios de la materia prima, como las placas gruesas, están aumentando rápidamente en estos días.

Hyundai Samho está relativamente libre de preocupaciones relacionadas con Rusia, ya que su contrato con aquel país es más pequeño y el acuerdo es para construir un barco de GNL, que puede venderse fácilmente a otro armador.

Por otro lado, los contratos de Samsung y Daewoo son contratos de rompehielos de GNL y estos buques no pueden revenderse fácilmente en caso de cancelación del acuerdo. Aunque la inversión de Samsung aún es pequeña después de que se firmaron sus documentos recientemente, Daewoo ya fue notificado de la cancelación de dos naves.


 

Compartir




Ver mais conteúdos