Uruguay: MSC podría instalarse en el Puerto de Montevideo con su filial TIL ¿Encontraste un error? Avísanos


A través de su filial Terminal Investment Limited (TIL), la  Mediterranean Shipping Company (MSC), la segunda podría instalar una terminal de contenedores en el puerto de Montevideo.

La intención de este grupo, según consignó el medio local El Observador,  llega en paralelo a las negociaciones que Katoen Natie desarrolla en Europa para vender Terminal Cuenca del Plata (única especializada en contenedores dentro del recinto portuario, de la cual la multinacional belga posee el 80% con una participación minoritaria del Estado uruguayo).

La propuesta de MSC fue presentada a la Administración Nacional de Puertos (ANP) de Uruguay a fines del año pasado y este miércoles será analizada por el Directorio, informaron a El Observador fuentes del organismo.

Hay diferentes visiones en el ámbito portuario y en los pasillos de la ANP sobre la propuesta.
Por un lado, algunos sostienen que la instalación de una nueva terminal sería un hecho positivo, ya que evitaría congestionamientos y retrasos como los que se verificaron en diciembre con carga paraguaya que llegó al puerto en tránsito y quedó varada más de una semana.

Por otro, que el planteo de una nueva terminal podría tener la intención de que Katoen Natie tenga que bajar el precio que pretende fijar para la venta de TCP.

En setiembre del año pasado, El Observador informó que MSC mantenía diálogo con Katoen Natie para adquirirla. Esa negociación incluyó varias reuniones en Europa entre ejecutivos de ambas compañías. Katoen Natie ya le había vendido años atrás a la naviera una terminal de contenedores en Bélgica.

Sin embargo, fuentes consultadas indicaron a El Observador que MSC decidió retirarse en los últimos meses del proceso de negociación y luego planteó la propuesta de la nueva terminal en el puerto.

Por su parte, el medio de prensa de Bélgica De Tijd (El Tiempo) publicó un artículo a fines de diciembre sobre las negociaciones para la venta de TCP.

El medio indicó que el valor estimado de la terminal era de US$ 300 millones y añadió que el propietario de Katoen Natie, Fernand Huts, no quiso confirmar o negar las negociaciones con MSC. “No leo la prensa uruguaya”, se limitó a declarar el empresario.

El 2 de mayo del año pasado, la multinacional belga anunció su intención de vender las tres empresas que tiene en Uruguay: Seaport Terminals Montevideo, Nelsury y TCP.

Según informó en un comunicado, Katoen Natie comenzaba a partir de ese momento un proceso de selección para buscar un comprador que cumpliera con los objetivos de la empresa, fuera atractivo para TCP y se convirtiera en un socio interesante para los demás participantes del negocio portuario. Para ese proceso, designó a Goldman Sachs como consejero en el proceso de venta.

La llegada de Katoen Natie al puerto fue en 2001 cuando ganó la licitación para construir y operar una terminal especializada en contenedores. La inversión destinada fue de US$ 200 millones.

La intención era que movilizara el mayor volumen de la carga que se operaba en Montevideo. Cuenta con equipos especiales (grúas pórtico) que la distingue de las demás empresas que operan en áreas públicas del puerto, básicamente Montecon. Esta última, de capitales chilenos, desde hace años solicita a la ANP autorización para adquirir grúas pórtico y utilizarlas en los muelles públicos. Sin embargo, esa autorización nunca llegó.

El año pasado, TCP movilizó 250.448 contenedores entre operaciones de carga y descarga, con un aumento de 0,18% respecto a 2016. El volumen manejado representó el 44% del total dentro del puerto. Montecon movilizó el 55% de los contenedores, aún con grúas menos eficientes. El mínimo porcentaje restante se dividió entre otros operadores portuarios.

Diciembre de 2017 fue el mes donde mayor carga operó TCP a raíz del aumento de mercadería paraguaya en tránsito por Montevideo.


Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos