Ambientalistas piden retirar del SEA el proyecto de Puerto Exterior de San Antonio ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La organización ambientalista Ojos de Mar, que busca proteger las lagunas norte y sur de Llolleo que se encuentran al interior del recinto portuario reservado para la construcción del Puerto de Gran Escala o Puerto Exterior, pidieron que la iniciativa sea retirada del Sistema de Evaluación Ambiental (SEA) para seguir dialogando con la Empresa Portuaria San Antonio que impulsa la iniciativa de USD 3.500 millones.

La agrupación, que en días pasados efectuó una manifestación en el acceso sur del Puerto de San Antonio, ha expresado su molestia por el desarrollo de “obras” en el sector de los Ojos de Mar, las cuales consisten en un cercado esa parte del recinto portuario, lo que -a juicio de la organización- requeriría permisos municipales.

La entidad aseguró en una carta, que difundió en redes sociales, que ellos pidieron “un cerco verde”, lo que no habría sido acogido por la estatal portuaria. Además, la agrupación insiste que el cercado necesita autorizaciones.

“Respecto a su insistencia en declarar no necesitar permiso de obras para cercar el Humedal, consideramos que es un tema que deben analizar con más atención de su parte, ya que los criterios de la Ley General de Urbanismos y Construcciones en ciudad no debería aplicarse de la misma forma para un área biológica protegida real. Ustedes compartieron a los voluntarios un dibujo ‘estampilla’ como plano de trabajo del cual desconfiamos, pues tenemos la certeza de que en realidad lo que se pretende es ampliar la calle encima del Humedal norte, de otra forma se respetarian los límites ya naturalmente establecidos”, acusó la entidad.

“La Laguna Norte es la más protegida del humedal, ya que consta de una densa vegetación por su orillas, lo que queda demostrado en las anidaciones en ese espejo de agua; no asi las otras dos lagunas. En la más pequeña, solo las islas que se forman han permitido llevar a término la anidación de los coscorobas esta primavera por carecer de protección vegetal. Sin embargo, hace un año se agregó el aparcadero de camiones a menos de 15 metros, aportando gran cantidad de perros al entorno. Por lo mismo fue solicitado un cerco vivo hace un año a Epsa, a través de conversaciones con Miguel Aguirre, Patricio del Fierro y Félix Hauck, donde este último se comprometió a trabajar con grupos de protección animal para abordar y aportarles en la problemática de perros vagos”, añadieron.

“En cuanto a altura de la reja y la distancia respecto de la zona verde o el agua, es un tema que deben trabajar con expertos, respetando el declaración del día 27 octubre ‘se llevará adelante con apego a las leyes y normativas vigentes incorporando los más altos estándares ambientales’. Por lo mismo, les reiteramos la necesidad de una restauración y un manejo del ambiente de humedal asertivo, que en ningún caso es una reja de fierro sin medidas ni dimensiones. Se sugiere el asesoramiento de equipos multidisciplinarios competentes, tales como ornitólogos, limnólogos, paisajistas; transparentado a la comunidad local”, enfatizaron.

La agrupación pidió, por otro lado que “Para finalizar, los invitamos a reconsiderar el proyecto expansión portuaria, el cual se ubicaria sobre un área de gran importancia biológica y para la comunidad. El enfoque de este proyecto carece de un compromiso real para el Medio Ambiente y solo profundiza el daño que se ha generado en el lugar producto del mal manejo y abandono. Les recordamos que estando bajo la ‘protección’ de EPSA, el humedal (hasta hace un año) era vertedero de neumáticos y botellas de orina, evidencias de una mala gestión portuaria. Solicitamos velar que los concesionarios no sigan extendiendo sus estacionamientos de autos particulares alrededor de las lagunas sin respetar zonas de amortiguamiento para el humedal”.

“Finalmente, declaramos que las y los voluntarios de Ojos de Mar no volverán a interactuar con EPSA hasta que se retire el proyecto Puerto Exterior de San Antonio del Sistema de Evaluación Ambiental. La presente misiva es una evidencia de que somos una comunidad dispuesta a dialogar de manera formal, transparente y pública. Volveremos con las conversaciones con ustedes cuando las acciones de EPSA sean coherentes con las intenciones, trabajen con ética y no sólo cosmética que declaran en los medios de comunicación respecto al respeto del Medio Ambiente y de las personas que residen en el Área de Influencia del proyecto”, concluyó la agrupación ambientalista.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias
Translate »