Armada realiza reaprovisionamiento de faros australes ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La dotación del Buque Marinero Fuentealba logró, pese a las condiciones climáticas adversas, realizar las labores de reaprovisionamiento y relevo del personal en el “Faro Evangelistas” y “Diego Ramírez”, enclaves donde la Armada de Chile mantiene reparticiones que cumplen tareas  para garantizar la seguridad a los navegantes que ingresan a las aguas jurisdiccionales de la Tercera Zona Naval.

El Comandante de la Unidad, Capitán de Fragata Gerardo Zwanzger, comentó que durante la comisión se realizó el relevo del personal de ambos faros y se entregó agua, combustible y víveres. Además, se ejecutaron más de 16 horas de faenas con el apoyo del Helicóptero N-56, a través de maniobras tipo “vertrep” o Vertical Replenishment, un método de transferencia de material desde buques mediante el empleo de helicópteros.

“El trabajo realizado contribuye a las tareas permanentes que desarrolla la Tercera Zona Naval, asegurando la disponibilidad de la señalización marítima y logrando un efectivo control del tráfico marítimo en aguas jurisdiccionales”, explicó el Comandante Zwanzger.

Relevos

Ubicado a 100 kilómetros al Suroeste del Cabo de Hornos, Diego Ramírez, es un archipiélago de las islas más australes de América del Sur. Específicamente en Isla Gonzalo, la Tercera Zona Naval mantiene -desde 1951- un faro habitado por tres marinos. Hasta este lugar, el OPV 83 Fuentealba trasladó a tres de sus tripulantes quienes vivirán aislados por seis meses para cumplir con las funciones propias del faro.

El Cabo Segundo Farero Gabriel Barrios comentó que “estaba muy ansioso, no conocía Diego Ramírez y creo que es una oportunidad única, debido a que nos encontramos en una zona bastante austral, con un clima demasiado extremo”.

“Estoy conociendo y aprendiendo nuevas cosas, me desempeñaré en un cargo en el que antes no había estado, por lo que seguiré aprendiendo y ganando experiencia. Sé que será un periodo agradable, formamos un buen grupo y nos llevamos bastante bien, me siento muy feliz. Mis seres queridos siempre me han apoyado y han sido muy importantes a lo largo del tiempo, son la fuerza para seguir día a día”, comentó.

En tanto, en el sector de Islote Evangelista, ubicado a 200 kilómetros de Punta Arenas, en la salida occidental del Estrecho de Magallanes, se encuentra el Faro Evangelista, o la “Roca” como la llaman los fareros. Una casa de piedra, inaugurada el año 1896, donde los fuertes vientos avanzan sin ningún obstáculo, y se reportan velocidades de más de 200 nudos.

Hasta ese punto, junto a otros tres fareros, fue trasladado el Cabo Segundo Farero Nicolás González.

El funcionario comentó que sus labores serán, “principalmente, hacer soberanía en la zona aislada y ser parte del Plan de Control y Monitoreo del Tráfico Marítimo, permitiendo con ello identificar a los buques que navegan en la jurisdicción”.

González también señaló que que otra tarea de mucha relevancia será la Estación Meteorológica, en donde “cada tres horas el personal de guardia deberá completar una extensa lista de datos meteorológicos, que desde el año 1899 ha proporcionado, para la estadística nacional un gran aporte debido a su ubicación”, concluyó.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias