ASP-B se queja por subida de tarifas en el Puerto de Arica ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


A pesar de no haber aceptado la oferta de descuentos para 23 servicios que alcanzan un 38%, la ASP-B se quejó por la subida de tarifas en el Puerto de Arica.

La estatal boliviana, cuya presencia definida por el Tratado de 1904 en el Puerto de Arica deriva en costos adicionales para los importadores de su país, no ha suscrito el nuevo acuerdo de tarifas, razón por la cual el Puerto de Arica y su concesionario Terminal Puerto Arica han iniciado el cobro de los valores base que rigen de forma pública para cualquier usuario del complejo.

La situación ha derivado en una queja por parte de la empresa boliviana que acusa “una subida unilateral”, a pesar de que las tarifas anteriores vencieron el pasado 4 de agosto.

El gerente ejecutivo de las ASP-B, Dante Justiniano, dijo en una rueda de prensa que “nuevamente la Terminal Portuaria Arica S.A., concesionaria de la chilena, la Empresa Portuaria Arica, impuso de forma irregular, arbitraria y unilateral, sin existir acuerdo legal suscrito, sus tarifas públicas a la carga boliviana, emitiendo sus facturas con los costos y sobrecostos aplicados sin el consentimiento ni autorización del Estado boliviano como establece el Tratado de 1904”.

Justiniano, que abandonó las tratativas con su contraparte chilena a fines de julio, ahora abogó para que se retomen las negociaciones, invocando al Tratado de 1904 que, si bien entregó a perpetuidad a Bolivia el más amplio y libre derecho de tránsito comercial por su territorio y puertos del Pacífico (Arica y Antofagasta), no expresa nada respecto de cobros o tarifas aplicables al movimiento de la carga.

Respecto del conflicto tarifario, la Administración de Servicios Portuarios Bolivia planteó a la EPA la extensión del acuerdo suscrito en 2019 por seis meses sobre las tarifas portuarias, mientras se analiza la propuesta chilena de la rebaja del 0,78% a los costes portuarios por Arica para 22 servicios.

“Hay que analizar detalladamente la oferta que nos hace la EPA y qué realmente estaríamos firmando como país. Creemos que debemos tener un análisis y mientras se realiza ese estudio técnico, pedimos la extensión del acuerdo”, aseveró.

Asimismo, Justiniano rechazó cualquier tipo de injerencia de las chilenas EPA y su concesionaria terminal TPA en asuntos internos de otras instituciones nacionales o extranjeras.

La ASP-B indicó que la aplicación de tarifas públicas en el Puerto de Arica, que no son vinculantes a la carga boliviana, encarece en un 146% los costos operativos por lo que es falso que no se está incrementando tarifas.

Justiniano, que no mencionó que el Puerto de Arica, a través de TPA ha dispuesto la Tarifa Cero para despachos directos, puso como ejemplo que el costo de un contenedor de 40 pies indirecto de USD 40,69 asciende a USD 108.

Justiniano insistió que el accionar de las chilenas EPA y TPA que, más allá de generar un ambiente propicio para llegar a un acuerdo tarifario, perjudica y expone de manera manifiesta un desconocimiento del Tratado de 1904 y convenios vigentes.


 

Compartir



ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias