Claudio Nast asegura que baja temporada en Valparaíso se debe a “una mala administración y mala visión” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


Claudio Nast, gerente general de DMC. Foto: PortalPortuario.cl

La temporada de crucero en el Puerto de Valparaíso llegó a su término con la recalada del crucero Crystal Symphony en el sitio 1 del Terminal Pacífico Sur (TPS), lo que a su vez marcó uno de sus ciclos más bajos en los casi 20 años de atenciones sucesivas a naves de pasajeros.

De esta forma, con la llegada de la nave de Crystal Cruises, que al mismo tiempo marcó la única escala efectuada en TPS, la ciudad patrimonio recibió 13 atraques de cruceros, una caída del 64,8% en relación al periodo 2016/2017; un descenso de 72,3% comparado con las 47 recaladas de cruceros registradas en el ciclo 2008/2009, su mejor temporada en su historia.

Ante esto, Claudio Nast, gerente general de Destination Management Chile (DMC), señaló a PortalCruceros.cl que lamenta la situación que vive actualmente Valparaíso dentro de la industria de cruceros. Sin embargo, consideró que las principales causas que derivaron a esta “crisis” fueron una “mala administración y una mala visión”.

Al respecto, el ejecutivo de DMC pronóstico que este panorama no cambiará en los próximos años, a pesar de que algunas líneas han confirmado su llegada a la capital regional porteña en las siguientes temporadas.

En este sentido, Nast precisó que “entre 68% a 75% de los pasajeros van a seguir llegando a San Antonio durante los próximos años, mientras en Valparaíso no se cambien las condiciones de atraque“.

“Si en Valparaíso no seguimos tratando de empujar la idea de poder tener un muelle dedicado nos vamos a quedar siempre con barcos de menor calado y no creo que cambie mucho el escenario”, enfatizó.

Silver Muse en TCVAL

En tanto, el propietario del operador turístico expresó que la construcción del muelle exclusivo para cruceros es fundamental para las pretensiones de recuperar a los cruceros que migraron hacia San Antonio, con el fin de entregar una infraestructura adecuada a esta industria en Valparaíso.

Esto último, considera Claudio Nast, porque a pesar de que TPS “tenga buena disposición”, “no tiene espacio” en sus instalaciones, lo que dificultaría las líneas opten por regresar a Valparaíso.

Sobre si es conveniente la aprobación de la construcción del Terminal 2 en el Puerto de Valparaíso, el gerente del operador turístico no estima muy razonable puesto que “tener un terminal de carga encima de la ciudad de Valparaíso afectaría enormemente al turismo y a lo que es el patrimonio de la Humanidad”.

“Es un argumento que utilizan, desde mi punto de vista, para decir ‘si nosotros no tenemos el T2, se nos van los cruceros’, y esa no fue la razón”, cerró.


Galerías y vídeos portuarios