Hapag-Lloyd invierte en la compra de 6 mil nuevos contenedores reefer

Hapag-Lloyd invertirá una cifra superior a 10 millones de dólares para incrementar su capacidad de contenedores refrigerados, por lo que ha ordenado a 6.000 unidades reefer equivalentes a 12.000 TEUs de la última generación.

Con esta operación, la compañía -que ya es uno de los mayores transportistas de cargas refrigeradas a nivel mundial- podrá aumentar los volúmenes de movimiento de estos cargamentos entre oriente y occidente y en las rutas norte-sur de América.

“Operamos una flota reefer que es la cuarto más grande en el mundo. Con los nuevos reefer, estamos ampliando nuestra posición de liderazgo aún más en este negocio especializado con sus demandas específicas y, por lo tanto, vamos a beneficiarnos del creciente mercado reefer”, dijo Rolf Habben Jansen, gerente general de Hapag-Lloyd.

“Con nuestra flota reefer mejorada, estamos en una posición ideal para el comercio de América Latina, que es una parte importante del negocio reefer, justo a tiempo para la apertura del Canal de Panamá ampliado el próximo año”, agregó.

En abril de este año, Hapag-Lloyd ordenó cinco nuevos buques de 10.500 TEUs, con un alto número de espacios para contenedores refrigerados. Cada uno de estos barcos cuenta con capacidad para 2.100 reefers.

Las nuevas construcciones se van a utilizar principalmente en las rutas desde y hacia América del Sur, ya que esta región es una de los mercados más fuertes refrigerados en el mundo.

Los nuevos contenedores refrigerados deben integrarse gradualmente a la dotación, a partir de las próximas semanas.

“Con los nuevos frigoríficos, vamos a ofrecer a nuestros clientes el acceso a un equipamiento de última generación y, junto con nuestra experiencia técnica y operativa, nos aseguraremos de que la carga llegue a su destino con seguridad”, añadió Anthony J. Firmin, gerente de Operaciones de Hapag-Lloyd.

Hapag-Lloyd utiliza contenedores refrigerados para transportar carga sensible a la temperatura, tales como frutas, verduras y productos farmacéuticos, así como la carne y el pescado.

Alrededor de 1.000 de los nuevos contenedores pedidos serán equipados con tecnología de atmósfera controlada, que prolonga la vida de ciertas frutas y verduras.

Los contenedores con tecnología de última generación también tendrán unidades de refrigeración  del más alto nivel de eficiencia, gracias al control de potencia optimizada, que consumirá mucha menos energía, sin ningún cambio en el rendimiento y la precisión de la temperatura.

Galerías y vídeos portuarios