ITF de la OCDE llama a liberalizar ley de cabotaje en Chile ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl 

El International Transport Forum (ITF) de la OCDE llama a liberalizar la restrictiva ley de cabotaje en Chile. Lo anterior significaría abrir una serie de excepciones e incentivos para que naves de bandera extranjera puedan embarcar y desembarcar mercancías entre los puertos nacionales.

“Una opción no controvertida parece permitir exenciones en caso de cierre de puertos. Las líneas marítimas actualmente tienen que utilizar el transporte marítimo nacional cuando su carga no puede ser entregada al destino original en caso de cierre del puerto, por ejemplo, debido al mal tiempo. Esto añade costos adicionales, mientras que podrían usar sus servicios regulares para traer de vuelta el contenedor a donde debería haber ido originalmente. Esto implicaría que la Autoridad Marítima permita el transporte marítimo por compañías extranjeras en caso de que el puerto de destino (por ejemplo, Iquique) estuviera cerrado y el contenedor tuviera que desviarse hacia otro puerto (por ejemplo, Antofagasta), pero necesitaría que ir a su destino previsto (Iquique) a pesar de esto”, acotó el ITF en su informe “Ports Policy Review of Chile”.

Según los expertos, el cabotaje en Chile podría abrirse mediante un sistema de exenciones e incentivos que, en la actualidad, no logran ser atractivos debido al alto cobro fiscal.

“Otro enfoque podría consistir en abrir exenciones para determinados tipos de buques, con el fin de iniciar gradualmente la liberalización del cabotaje. Esto podría hacerse en sectores con potencial inexplorado para el uso del transporte marítimo costero. Tal enfoque podría estar vinculado a programas piloto que estimulen el transporte marítimo costero, que podrían ser apoyados por el Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones. Tales programas podrían, en asociación con ciertas industrias, explorar opciones alternativas de suministro, que incluyen el transporte marítimo costero en lugar del transporte de camiones. Un ejemplo de ello es la cadena de suministro de las exportaciones de frutas, ahora altamente dependiente del camión, que podría beneficiarse de una oferta más atractiva de opciones de navegación costera, incluidas las empresas extranjeras”, señalaron.

A su vez, el ITF consideró que la apertura parcial del cabotaje debiera hacerse en un número acotado de puertos.

“Chile podría considerar una apertura parcial de la navegación costera entre un número determinado de puertos del país. De esta manera, un número bastante limitado de rutas importantes estaría sujeto a la competencia extranjera, dejando el cabotaje entre la mayoría de los puertos chilenos a las compañías navieras nacionales. Esta apertura parcial podría vincularse a la concepción de una estrategia unificada de puertos nacionales, ya que los puertos de importancia nacional podrían recibir buques extranjeros que participan en el cabotaje”, apuntó el ITF.

“La navegación costera entre puertos de importancia local se reservaría para buques con pabellón nacional. Esta medida se introdujo recientemente en China y podría considerarse una forma gradual de reformar el cabotaje. Esto permitiría liberalizar el transporte marítimo costero cuando sea eficaz para el comercio, al mismo tiempo garantizar que las zonas remotas sigan beneficiándose de los servicios de transporte. Por ejemplo, el Estado podría mantener el rol de coordinador entre regiones como el archipiélago Juan Fernández y la Isla de Pascua, y el resto de Chile”, agregó el organismo.

Alianza del Pacífico

Otra opción que plantea el ITF de la OCDE es liberalizar el cabotaje a partir de una política supranacional similar a la de la Unión Europea, lo cual podría beneficiar a navieras chilenas al quedar posibilitadas para entrar a mercados locales de los otros países miembro.

“El cabotaje también podría abrirse en el marco de la Alianza del Pacífico. Los países miembros de la Alianza del Pacífico – Chile, Perú, Colombia y México – están situados en la costa y podrían tener un interés común en liberalizar el transporte marítimo costero para aumentar el comercio entre los países de la Alianza, que es actualmente bastante limitado. Las navieras nacionales chilenas podrían beneficiarse de un mercado marítimo costero en la costa del Pacífico de América Latina. La Unión Europea ofrece un ejemplo de una reforma supranacional del cabotaje. Este ejemplo es el más relevante, ya que es similar al caso chileno y al problema de conectividad con sus regiones remotas; En el estatuto especial de la UE se han concedido al cabotaje entre las principales tierras e islas en Grecia, por ejemplo, para garantizar una transición sin problemas para los servicios de pasajeros”, explicó el ITF.

 

Galerías y vídeos portuarios