Lars Oestergaard: “Debemos adoptar la idea de la transformación digital para simplificar como nos desenvolvemos en la industria” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Nicolás Birchmeier Rivera

@PortalPortuario


Lars Oestergaard. Foto: PortalPortuario.cl

Un alto enfoque en la incorporación de la nuevas tecnologías ha sido una de las estrategias en la que Maersk ha puesto ahínco para mejorar y brindar mayor eficiencia a los procesos dentro de industria naviera. Para ello, la compañía ha realizado avances con IBM para implementar el uso de tecnología blockchain para el desarrollo de un comercio global más eficiente y seguro.

En conversación con PortalPortuario.cl, Lars Oestergaard Nielsen, presidente para América Latina y el Caribe de Maersk Line, señaló que esta propuesta viene a brindar mayor seguridad y eficiencia a la cadena de suministro del comercio mundial, así como también al sector naviero que aún es muy “anticuado” dentro de sus procesos, por lo que se hace necesario que “adoptar la idea de la transformación digital para simplificar como nos desenvolvemos en la industria”.

“Creo que la transformación digital, y sobre acercarnos hacia procesos con menos papeleo, debemos acogerla e intentar ser abiertos con la información y confiar en cada una de las distintas partes en los procesos”, aseguró.

¿Cuál es la importancia de avanzar hacia la transformación digital dentro del sector?

Creo que el primer punto es adoptarlo para poder probar e intentar cosas. Estamos en una industria en la que todavía somos muy anticuados, todavía tenemos Bill of Lading que están presentes desde hace cientos de años y mucho proceso de papeleo y cosas que todavía tenemos cambiar. Así que pienso que es realmente adoptar esta idea y pensar en cómo podemos simplificar la manera en que nos desenvolvemos en la industria..

¿Y cómo se está desarrollando esta transformación en los puertos latinoamericanos?

En América Latina está avanzado relativamente bien en términos de la plataforma TradeLens, que es la compañía  que tenemos con IBM. Hemos comenzado a ver un mayor interés, particularmente de Perú, lo cual es una buena señal de ver que los peruanos están interesado en unirse a participar con esta solución.

Así que esa es el primer real, si se puede decir, acercamiento en América Latina. Luego tenemos un buen número de puertos latinoamericanos que también han aceptado participar en esta plataforma.

¿Cómo cree que se desenvolverá esta idea en los próximos años en la región?

Creo que todos tenemos algo que ganar. Los puertos pueden obtener beneficios a través de una mejor y más rápida entrega de información desde las compañía navieras, por lo que es un gran cambio en los países porque todavía hay mucha burocracia y papeleo que debe ser evaluado.

Sin embargo espero que empecemos a ver más y más puertos y líneas navieras sumándose a esta transformación digital. ¿Cuándo veremos de lleno este avance? No lo sé, puede ser el próximo año, dos años más tarde, no lo sé. Pero de lo que sí estoy seguro es de que lo veremos en América Latina.

¿Qué debe hacer Chile para avanzar en este tema?

Antes de todo, pienso que es importante recalcar que la realidad de Chile no es tan diferente a la de otros países. Muchos países tienen un legado y una historia con estos flujos de papeles en sus procesos, por lo que Chile no es ajeno a lo que ocurre con otras realidades.

¿Qué consejo le entregaría al sector chileno?

Creo que necesita re evaluar la confianza entre los actores, tener una mirada más amplia y no tan aislada, ese podría ser mi consejo para Chile. Debemos mirar estos avances de manera más transversal entre los sectores y estar seguros de que si manejamos un aspecto del flujo hay que estar abiertos a entender que implementar tus propios registros, reglas puedes complicar todo el conjunto del proceso, así que hay que dar un paso atrás y mirar todo el panorama, más que enfocarse en un solo elemento. Eso es una parte clave para generar confianza en que todos pujarán por un bien común, en el que todos realicen sus labores los resultados serán mucho mejores.