México: Entregan detalles de los avances en los terminales del nuevo Puerto de Veracruz ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Luis Alberto Zanela

@GrupoT21


Representantes de las empresas que se adjudicaron los contratos para la construcción de los terminales del nuevo Puerto de Veracruz se dieron cita en el 16º Encuentro de Transporte y Logística (ETYL), organizado por Grupo T21 en esta ciudad, evento al que asistió también Juan Ignacio Fernández Carbajal, director general de la Administración Portuaria Integral (API) Veracruz.

El funcionario, quien se encargó de encausar el proyecto desde el gobierno federal y diseñar las licitaciones para permitir la entrada de los privados, detalló que la infraestructura básica del nuevo puerto está totalmente lista, ello ante la conclusión de la escollera poniente más larga de América Latina con 4.3 kilómetros de longitud, así como el dragado de más de 13 millones de metros cúbicos que permitieron el relleno de 200 hectáreas para el asentamiento de las terminales.

Recordó que una vez concluido el nuevo puerto contará con una capacidad de 95 millones de toneladas, adicionales a las 23 con las que cuenta el puerto actual. La necesidad de construir un nuevo puerto –sostuvo- radica en que este 2018 el puerto cerrará con el manejo de más de 29 millones de toneladas.

Bajo este escenario, Fernández Carbajal enfatizó que, mediante una inversión público-privada de 31 mil millones de pesos, el nuevo puerto será el detonante del movimiento de diferentes mercancías hacia el centro y Bajío en el país, aunque también tiene retos por concluir, como el libramiento ferroviario a Santa Fe que, como T21 dio a conocer, concluirá próximamente con la reciente expropiación de los últimos predios; la conclusión de la nueva Aduana y el la ampliación de infraestructura carretera del kilómetro 13.5, toda vez que actualmente el puerto recibe hasta tres mil camiones diarios, pero con el nuevo puerto podría recibir hasta cinco mil 500.

Privados a operar

Durante el primer panel del ETYL de T21 denominado “Terminales portuarias: Nuevos concesionarios = nueva conectividad”, moderada por Osiel Cruz, Director General de Grupo T21, representantes de cuatro de las cinco terminales que se asentarán en el nuevo puerto dieron a conocer que será 2019 cuando las cuatro entren en operaciones, toda vez que ya se encuentran avanzando en sus procesos constructivos.

Susana Díaz, Gerente General de Hutchison Ports Icave, sostuvo que la migración de la terminal de contenedores del puerto actual hacia el puerto nuevo comenzará en mayo de 2019 y para noviembre operará completamente en su nueva infraestructura, la cual tendrá una capacidad mayor debido al diseño que contempla, en una primera fase, 42 hectáreas de patios y un muelle de 700 metros, con posibilidades de desarrollar una segunda fase, lo cual hubiera sucedido en su terminal actual.

Añadió que, con una inversión de 450 millones de dólares, la terminal podrá contar en una segunda etapa con 73 hectáreas de extensión y un muelle de mil 050 metros para tres posiciones de atraque, donde se podrán atender buques portacontenedores de 325 metros de eslora, aunado a un calado de 15.5 metros con posibilidades de llegar a 20.

El equipamiento en su primera fase, agregó Suasa Díaz, crecerá un 40% considerando las dos grúas súper post panamax que ya están en la nueva terminal, y que serán complementadas por las cinco grúas de la terminal actual, con lo que serán siete grúas de muelle, una vez terminado el proceso de migración que será de siete meses, mismo que no afectará en ningún momento a los usuarios, en palabras de la directiva de Hutchison Ports.

Por otra parte, Denisse Castrejón, Gerente Senior de Comercial de IEnova, adjudicataria de la Terminal de Fluidos, dio a conocer que hacia finales de 2019 dicha instalación estará manejando gasolinas, diésel y turbosina, luego de haber firmado y contratado el 100% de su capacidad con Valero Energy.

Mencionó que IEnova es una compañía energética que se dedica a construir y desarrollar infraestructura en el país, contando con 22 años de experiencia y siete mil 600 millones de dólares (mdd) de inversión, en proyectos que contemplan ductos, terminales de almacenamiento y proyectos de energías renovables. En el caso de su terminal en Veracruz, adelantó que no existen las condiciones de seguridad en el país para conectarla mediante ducto, aunque contará con la opción ferroviaria y carretera.

“El año pasado participamos y fuimos adjudicados con el concurso de API para la terminal de hidrocarburos, nosotros vamos a estar en la parte norte del nuevo puerto, la terminal será muy importante para abastecer desde el sur de Texas hasta el centro del país a través del puerto, manejará gasolinas, diésel y turbosina con 2.1 millones de barriles y una inversión 170 millones de dólares”, dijo.

A su vez, Esteban Jaramillo, Director General de Gramosa Agroalimentos, adelantó que también será a finales de 2019 cuando inaugure la terminal que se adjudicó en el nuevo puerto, la especializada en granel agrícola, en la que invertirá más de mil millones de pesos y que tendrá el equipamiento más sofisticado en su segmento, desde la perspectiva del directivo.

Abundó que la terminal contempla 300 metros lineales de muelle y una superficie total de 10 hectáreas, con cuatro kilómetros de vías ferroviarias internas y un calado de 15.5 metros. En su primera etapa tendrá cinco silos de 10 mil toneladas y dos bodegas de almacenamiento de siete mil 500 toneladas cada una, así como tanques para líquidos con capacidad de 15 mil toneladas; además, para una segunda etapa se incluyen otros cinco silos iguales, una bodega más y tanques para 12 mil 600 toneladas de líquidos.

En total, enfatizó el representante de Gramosa, la terminal contará con 122 mil 500 toneladas de capacidad para granel agrícola y 38 mil 400 toneladas de líquidos derivados, manejando productos como maíz, arroz, trigo, pastas, soya y otros granos, así como aceites de oleaginosas.

Finalmente, Gerardo Díaz Roche, Vicepresidente del Consejo de Administración de Grupo Logra, empresa que se adjudicó el terminal especializado de granel mineral en el nuevo puerto de Veracruz, enfatizó que este mercado cerrará 2018 con un estimado de movimiento de 13 millones 870 mil toneladas en el Golfo de México, aunque solo existen dos terminales en el litoral para atenderlas, una en Altamira y otra en el puerto actual.

En ese sentido, dijo que la nueva terminal que desarrolla Grupo Logra abonará a la logística de este tipo de mercancías en el país y será de apoyo para los usuarios de estos commodities para que realicen compra a futuro de manera eficiente y con una logística más robusta, ya que en México la industria minera, metalúrgica y de la construcción son de los principales motores de la economía nacional, por lo que el movimiento de sus materias primas resulta preponderante.

Solo para el puerto de Veracruz, dijo Díaz Roche, se espera que en 2018 exista un movimiento de poco más de cuatro millones de toneladas, 55% en una instalación especializada y 45% en maniobra pública, con productos como fertilizantes, coque de petróleo y materiales para fundición, lo cual resulta un mercado atractivo para eficientar su movimiento con la nueva terminal.


T21 es un medio líder en noticias del sector Transporte y Logística, Aéreo, Marítimo, Terrestre y Ferroviario, en México y Latinoamérica. Actualmente, T21 es un medio asociado con PortalPortuario.cl

Galerías y vídeos portuarios