Ricardo Córdova: “Estos meses ha quedado demostrado que teníamos mucha más resiliencia de la que creíamos” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


A pesar de que la industria portuaria siempre está cruzada por ciclos de incertidumbre avivados por los vaivenes económicos que oscilan al ritmo de distintos factores internos y externos, este último año demostró que el sector es resiliente y que pudo adaptarse para seguir prestando sus servicios considerados como “esenciales”.

Así lo planteó el gerente general de Iquique Terminal Internacional, Ricardo Córdova, quien en entrevista con PortalPortuario.cl se refirió a la adaptación que vivió la empresa para seguir prestando servicios en medio de la mayor pandemia de la última centuria. Del mismo modo, el principal ejecutivo de ITI también abordó los desafíos que tendrá la compañía este 2021 que tendrá, todavía, al Covid-19 como protagonista.

¿Cómo definiría el 2020 en el caso de ITI?

El 2020 fue un año complejo producto de la pandemia y los efectos que generó el estallido social en nuestro país, hubo una fuerte afectación a todos los integrantes de la cadena logística asociada al puerto y a nuestros principales clientes, como la Zona Franca y los importadores y exportadores de naciones vecinas.

¿Cómo abordaron estas problemáticas?

En ITI realizamos todos los esfuerzos necesarios para acotar este impacto y aplicamos una serie de medidas para enfrentar este escenario, donde el foco principal siempre ha estado en resguardar la salud de nuestros trabajadores. Estamos muy orgullosos de ver cómo el diálogo constante y el trabajo conjunto, nos han permitido sortear de mejor forma estos tiempos difíciles.

¿Qué medidas pusieron en marcha para, tal como dice, resguardar la seguridad de sus trabajadores?

Al inicio enfrentamos varios desafíos, pero los hemos sorteado favorablemente. Implementamos equipos con teletrabajo, cuarentenas para grupos de riesgo y más de 40 medidas preventivas adicionales para evitar la propagación del Covid-19 en nuestro terminal. Ha sido un trabajo intenso desde que se decretó la alerta sanitaria en el país y agradezco el compromiso de todos los colaboradores, quienes durante este período han permitido mantener la cadena de abastecimiento regional, el flujo de comercio internacional, la continuidad operativa y han dejado clara la relevancia del trabajo esencial que desarrollamos. La adaptación también fue muy colaborativa: se trabajó con los sindicatos y colaboradores, lo que también ayuda a una mayor adhesión a las medidas preventivas.

La OMS anunció que la inmunidad de rebaño no se logrará en 2021 a pesar de las vacunas. En ese contexto,  ¿Qué prácticas sanitarias se mantendrán a futuro en ITI?

Pensando en el 2021, donde aún deberemos enfrentar un escenario de pandemia, vamos a mantener todas las medidas preventivas que hoy tenemos implementadas que involucran a colaboradores, clientes, empresas contratistas, entre otros. No podemos por ningún motivo bajar la guardia, ya que la Región de Tarapacá registra un incremento en la positividad y nuestra prioridad es seguir cuidando y resguardando la salud de los equipos de trabajo de ITI. Sin duda, cada una de las acciones las vamos a ir evaluando acorde a cómo evolucione la pandemia en nuestro comité de crisis. Algunas de las medidas que pusimos en marcha dicen relación con sanitizaciones diarias de todas nuestras instalaciones, equipos, barreras físicas para garantizar distancia social, entrega de kits sanitarios y una labor diaria de concientización a nuestros colaboradores, entre otras. También, involucramos a las familias de nuestros equipos en varias de las campañas que impulsamos internamente, pues tenemos claridad que cumplen un rol preponderante en la prevención de los contagios con Covid-19.

default

Después de un año de pandemia ¿Qué queda anotado en los libros de su organización como experiencia adquirida para el futuro?

Estos meses ha quedado demostrado que teníamos mucha más resiliencia de la que creíamos y esta característica ha sido clave en el proceso. Además, trabajadores, dirigentes sindicales, jefaturas, nos hemos unido en torno a un objetivo e interés común que es cuidarnos entre todos. La pandemia nos ha puesto a prueba, pero hemos mejorado ostensiblemente la comunicación, participación e integrado a todos los que forman parte de la familia ITI en el trabajo preventivo. La retroalimentación ha sido permanente y estamos haciendo todos los esfuerzos necesarios para continuar en ese camino.

La pandemia aceleró los procesos de digitalización ¿Cómo se adaptó ITI en esa materia?

Comenzamos a trabajar con bastante antelación, cuando observamos que la pandemia se expandía a nivel mundial. Nuestro foco estuvo puesto en implementar funciones que permitieran al personal que hoy desarrolla teletrabajo conectarse a redes virtuales y que pudiesen desarrollar su labor tal como si estuvieran en la oficina, realizamos ajustes en procesos que mantenemos con servicios públicos ligados al puerto, pusimos en marcha una asistente virtual para consultas en línea de nuestros colaboradores, chat online para clientes y, actualmente, estamos concluyendo la implementación de un sistema de visación electrónica de importación.

La pandemia impactó mucho a las importaciones en casi todo el mundo y Chile no fue la excepción, siendo ITI un terminal al servicio de la Zona Franca y de terceros países ¿Cómo cerró el año 2020 el terminal? ¿Qué tan profunda fue la baja?

Cerramos con un descenso promedio de 23% en los boxes movilizados por ITI y una disminución de un 7% en las recaladas de naves, al comparar las cifras con 2019. Hubo meses en que las bajas llegaron a casi un 50% y nos enfrentamos a un 2021 con un panorama económico mundial muy incierto y donde nuestra industria ha estado muy golpeada a consecuencia de la crisis generada por la Covid-19. Esperamos que, junto con el control de la pandemia, los volúmenes comiencen a recuperarse.

Hace un par de años, los puertos chilenos salieron de un ciclo alto de inversiones, pero se proyecta una recuperación acelerada tras la pandemia ¿Qué iniciativas tiene en carpeta ITI para enfrentar ese escenario?

Estamos ejecutando los trabajos de un nuevo recinto portuario especial y realizaremos obras de pavimentación del sitio 3 durante el primer semestre del 2021. Además, hace pocos días se aprobaron iniciativas por $2.046 millones por parte del Consejo Regional de Tarapacá y que corresponden a un conjunto de proyectos que impulsamos como miembros del Consorcio Logístico y que contribuirán a la competitividad y eficiencia de toda la cadena logística.

 ¿ITI tiene algún proyecto relacionado con descarbonización?

Nos hemos trazado metas ambientales ambiciosas a corto y mediano plazo. Este año continuaremos con los monitoreos anuales de las variables aire, agua, suelo, incrementaremos las tasas de reciclaje de nuestros residuos, implementaremos un sistema de gestión energética y mejoraremos la medición de la huella de carbono corporativa mediante la reducción de nuestras emisiones. En este último punto, cuando se realicen los registros de 2020 proyectamos que anotaremos una importante reducción, gracias a que las nuevas grúas portacontenedores que incorporamos en los últimos meses son más eficientes y generan menos consumo de diésel.
Entre las iniciativas para los próximos dos años, esperamos lograr una tasa de reciclaje/valorización del 50% y obtener el sello de neutralización de Huella Chile.


 

Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias