Roberto González: La innovación colaborativa un nuevo sello de EPV ¿Encontraste un error? Avísanos

Roberto González Morales
Encargado de Planificación y Control
Empresa Portuaria Valparaíso


La innovación ha sido un sello de nuestro quehacer en los 20 años de vida de EPV. Para seguir esta senda, tomamos la firme decisión a nivel estratégico de profundizar el concepto para, esta vez, gestionar la innovación de una forma sistematizada y colaborativa, con miras a generar valor para nuestra organización, la academia, la sociedad, y el territorio que alberga la actividad portuaria.

Lo atractivo de esto, es que nos dimos cuenta de que trabajar de esta manera la innovación también nos facilitaba el poder sortear los desafíos de una industria cada vez más dinámica, competitiva y difícil de descifrar. En otras palabras, entendimos que podemos ser competitivos generando valor compartido a la sociedad, de la mano del mundo académico, para hacer realidad el ampliamente estudiado modelo de la Triple Hélice de la Innovación, como usualmente lo conocemos, ya que EPV tiene la particularidad de ser una empresa y a la vez una representante del Estado de Chile, lo que representa un doble compromiso.

Durante los 18 meses que demoró el proceso de trabajo, nos sorprendieron los cambios de paradigmas que fueron ocurriendo al interior de nuestra organización, necesarios para que este nuevo sello fuera hoy una realidad. Poco a poco se fue tejiendo una red de colaboración interna-externa en base a desafíos, nuevas interacciones y logros, que no hubieran sido una realidad de no ser abordados como un único gran equipo. Los humanos somos seres sociales, estamos hechos para trabajar colaborativamente y bajo un férreo concepto de solidaridad.

Con esto en mente, impulsamos este nuevo ADN de la innovación en EPV y lo proyectamos hacia la ciudad, a través de un convenio de colaboración estratégico sin precedentes en la materia, con la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso (PUCV), a través de su HUB Global. A ellos los vimos como socios estratégicos desde un inicio, ya que estábamos en sintonía en todas las frecuencias y ambas entidades vislumbrábamos un Valparaíso dinámico, fresco, vanguardista, disruptivo y por sobre todo, sostenido por una gran red de colaboración entre todos los actores para afrontar los verdaderos desafíos de la región.

Así fue como junto al HUB comenzamos a diseñar y establecer los cimientos de la construcción de un Modelo de Gestión que potenciara la innovación abierta como una herramienta que cumpliera nuestras necesidades de contactarnos con el entorno y desde ahí poder declarar nuestros principales “dolores” en distintas materias como la Organización Interna, la Logística y la Vinculación con la Comunidad. Esto supuso todo un cambio al interior de EPV, en términos de como veníamos planteando nuestras dinámicas internas de trabajo, incorporando un foco en el problema más que en una solución particular. Establecimos mesas de trabajo entre distintos departamentos para abordar problemáticas particulares pero que resultaron tener aristas transversales a todas las áreas, lo que permitió construir un compromiso y una notoria percepción de la contribución de todos a este proyecto innovador.

Una vez identificados nuestros dolores nos sumergimos en una red de innovación y emprendimiento en Valparaíso, de la mano del HUB, con el objetivo de difundir nuestros desafíos de innovación abierta lo que después de un arduo trabajo, nos llevó a movilizar más de 100 emprendedores especializados, 76 proyectos de interés y finalmente 3 ganadores en las 3 especialidades. De estas iniciativas ganadoras, actualmente estamos en etapa de prototipo con uno y en una etapa de análisis de implementación con los otros.

Como comentario de este proceso, debo señalar que cuando ves que tanta gente participa, cada una teniendo sellos propios y a la vez capacidades complementarias, te vas dando cuenta que es difícil que salga algo malo de todo esto. La inteligencia colectiva siempre termina siendo un resultado poderoso y robusto.

Como reflexión final, destaco la visión que tuvo EPV como empresa pública, de apostar por una nueva forma de trabajo, superando paradigmas férreamente instalados, para pasar a una nueva era de trabajo colaborativo y sostenible en el tiempo, facilitando las condiciones para que el tejido social y económico de la región prospere de la mano del crecimiento de nuestra industria portuaria. Fue esta una de las bases del reconocimiento que nos acaba de entregar la Asociación de Empresas de la  Región de Valparaíso (ASIVA), quien nos otorgó el “Premio a la Empresa Innovadora” en su reciente Junta Anual.

Desde ya puedo mencionar que EPV tiene planeado continuar trabajando junto a la academia durante este año 2018, profundizando y promoviendo la innovación en todos los ámbitos posibles a través de la firma de un nuevo convenio de colaboración con el HUB Global de la PUCV, y del impulso de una nueva convocatoria de Innovación Abierta. Esperamos contar con el apoyo de CORFO para estos proyectos e iniciativas, para seguir aportando al desarrollo de la región desde ahora de una forma distinta, colectiva y vanguardista.


*Los dichos vertidos en las columnas de opinión son de exclusiva responsabilidad de quienes los emiten y no representan necesariamente el pensamiento editorial de PortalPortuario.cl.

Si desea participar como columnista envíe su columna de opinión a: contacto@portalportuario.cl.

Galerías y vídeos portuarios