Wärtsilä crea alianza para generar una solución de combustible de hidrógeno viable de cara a OMI 2050 ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Wärtsilä, junto con la sociedad de clases RINA, ABB, Helbio, una subsidiaria de Metacon AB, el Registro de Liberia y una empresa de energía, unieron fuerzas en un esfuerzo por ofrecer una solución con hidrógeno como combustible.

El objetivo es tener un producto escalable y sostenible que supere el objetivo de la OMI 2050 para una reducción del 70% en la intensidad del carbono sin la necesidad de una gran inversión en infraestructura.

Esto ofrece a la industria naviera un camino hacia operaciones bajas en carbono dentro de un marco de tiempo razonable.

Las dificultades actuales y las consideraciones de costos con respecto a la producción, distribución y almacenamiento a bordo de hidrógeno han limitado hasta ahora el interés del sector en su uso directo como combustible marino. Sin embargo, al producir hidrógeno a bordo y usar GNL fácilmente disponible, la solución se vuelve mucho más viable y en un tiempo mucho más rápido de lo que sería posible de otra manera.

“Nuestros motores de gas ya pueden utilizar mezclas de hidrógeno y GNL, y nuestros esfuerzos futuros serán alcanzar el 100% de combustible de hidrógeno. Estamos totalmente comprometidos con apoyar de todas las formas posibles la descarbonización de las operaciones de envío. Este proyecto es un ejemplo más de este compromiso, y estamos muy contentos de asociarnos con otras partes interesadas para que el objetivo de la OMI 2050 sea alcanzable”, dijo Lars Anderson, director de Gestión de Productos y Soporte de Ventas de Wärtsilä Marine Power.

El concepto se basa en combinar GNL con vapor para producir hidrógeno y CO2. El hidrógeno producido se utilizará directamente en mezcla con gas natural en motores de combustión interna o en pilas de combustible, eliminando así la necesidad de almacenar hidrógeno a bordo.

El CO2 se licuará utilizando la corriente criogénica de GNL que de todos modos se usaría como combustible y luego se desechará en tierra para el almacenamiento de carbono. Los camiones cisterna pueden utilizar el CO2 almacenado como gas inerte durante la descarga.

El equipo necesario se puede instalar fácilmente en la cubierta de un buque comercial. Este concepto apoyará la transición gradual del sector marino del GNL al hidrógeno, sin ningún ajuste importante en las tecnologías a bordo de un buque.

Solo se requerirá el abastecimiento de GNL y, al aumentar progresivamente la producción de hidrógeno, el consumo de metano fósil y el deslizamiento de metano asociado se reducirán al mismo ritmo.


Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos