Harman Idema: “Rotterdam nació como ciudad puerto y siempre hemos tenido que cooperar” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Constanza Galdames, San Antonio

@PortalPortario


Harman Idema, Embajador de los Países Bajos en Chile, aseguró que los puertos deben cooperar con las ciudades, pero también con una urgencia manifiesta en esta época como lo es contribuir a frenar el cambio climático.

Idema, quien participó en un encuentro sobre Puertos Sostenibles en la ciudad de San Antonio, comentó a PortalPortuario.cl que la iniciativa buscó promover “un proceso de conversación de diferentes partes sobre lo que significaría tener una ciudad puerto sostenible. En el taller, las personas salen de su cargo y tienen un papel distinto para pensar qué necesitamos para tener un mejor puerto. Además ayuda a saber qué entendemos cuando hablamos de puerto sostenible. Está es la segunda vez que se realiza el taller, la primera fue en Concepción el año pasado y también fue un éxito”.

En ese marco, el diplomático expresó que los puertos, y por extensión los tomadores de decisiones, los usuarios y las comunidades, deben dialogar para facilitar el desarrollo de mitigaciones ante los efectos producidos por el calentamiento global; por ejemplo, en materia de protección costera.

Estos desafíos, según dejó entrever el Embajador, han sido tomados con mucha seriedad en Europa a tal punto que  -con absoluta sinceridad- sostuvo que el Reino de los Países Bajos “aún no es el país ideal”, puesto que el 18% de los emisiones de CO2 son producidas por Rotterdam, algo que deberá llegar “a cero” en 2050.

 ¿Qué deberían hacer los puertos para ayudar a combatir el cambio climático?

Es complicado, hay mucho que hacer y uno de los puntos más fuertes es el nivel del mar que está subiendo y se necesita adaptación y mitigación. El primer punto es uno de los más importantes y consiste en adaptar un puerto existente, o un nuevo, a la nueva realidad; lo que requiere trabajo con el Gobierno y sector privado para, por ejemplo, ver temas como la protección costera, evitar la sequía y desarrollar un transporte más sustentable. Mientras que la mitigación es tratar de bajar las emisiones de CO2 y hasta ahora hay mucho interés y trabajo en este tema, porque si no lo hacemos, vamos a perder el mundo.

¿Qué tan difícil, siguiendo la experiencia de su país, podría ser para Chile lograr puertos sostenibles? 

Ustedes no tienen energías fósiles, tienen muchas fuentes de energías renovables y es fácil para ustedes. Con la COP25 tienen una oportunidad para hacer mucho más que en el pasado. Ahora, yo veo que la sociedad chilena, el Gobierno y sector privado, tienen mucho interés en avanzar en la agenda climática y eso también se puede aplicar en el Megapuerto en San Antonio. Lo que se necesita es un poco de voluntad política y del sector privado, pero eso no es fácil, porque el proceso de voluntad política es una cosa y la tecnología hay que aplicarla y hay que tomarla en cuenta para el futuro.

¿Qué han hecho en Países Bajos, en Puertos como Rotterdamm o Amsterdam, para avanzar en sostenibilidad?

Hay dos temas. Uno es el proceso para llegar a extensiones de puerto y los talleres en procesos participativos. Tenemos acuerdos con diferentes partes para avanzar y hacer una implementación aceptable para todos. En el tema medioambiental hacemos proceso de participación pública para lograr un puerto más sostenible, pero tengo que decir que no somos el país ideal todavía en ese sentido. En este momento, un 18% de todas las emisiones de CO2 de Holanda son de Rotterdam y en 2050 tiene que ser cero.

¿Qué medidas se han tomado para lograr ese objetivo?

Ahora se está trabajando para bajar esas emisiones y eso significa lograr eficiencia energética, buscar otras formas de transporte eléctrico y usar energías renovables.

Cuando se mira desde Chile, el Puerto de Rotterdam parece un gigante que crece y crece ¿Cómo han hecho para que eso sea aceptado y compatible con los intereses de la ciudad?

Rotterdam nació como ciudad puerto y siempre hemos tenido que cooperar. La ciudad tiene que beneficiarse de tener un puerto y el puerto tiene que beneficiarse de la ciudad. Además, hay que invulucrar a la sociedad en las decisiones del puerto y si la ciudad cambia, el puerto también se debe involucrar. En Holanda tenemos  un dicho que significa que cada decisión que tomamos lo hacemos en conjunto, siempre se involucra al sector privado, al Gobierno, a la gente, ONGs y a la academia para tomar decisiones. Toma más tiempo, pero el resultado es mejor.


 

Compartir