Puerto de Arica advierte costos a importadores bolivianos ante negativa de ASP-B de firmar acuerdo con descuentos ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


La Empresa Portuaria Arica (EPA) expresó su preocupación por la negativa de la Administración de Servicios Portuarios Bolivia (ASP-B) a suscribir un acuerdo de descuentos tarifarios, en beneficio de los importadores de Bolivia a los que representa en el Puerto de Arica.

Al respecto, el gerente general de la EPA, Rodrigo Pinto, dijo que “nos preocupa que ya hayan transcurrido más de 60 días del vencimiento del acuerdo de descuentos tarifarios suscrito el año 2019 y aún no tengamos un nuevo convenio con rebajas para la carga de importación boliviana”.

“Al no existir un nuevo convenio tarifario, desde el 5 de agosto el Puerto de Arica debió aplicar las tarifas públicas, lo que sabemos significa costos mayores para los importadores. Esta situación no es la que nosotros buscamos, ni preferimos, ya que desde siempre hemos propuesto llegar a un acuerdo con la ASP-B que signifique más plazo, más descuentos, y más servicios rebajados para las cargas de importación de Bolivia”, explicó.

Pinto hizo un llamado a su par de la ASP-B, “a no dilatar más este proceso, ya que cada día que pasa, los importadores bolivianos pierden la opción de pagar servicios más económicos. En el Puerto de Arica estamos disponibles para firmar sin más retraso el acuerdo que consensuamos a fines de julio pasado. No entendemos aún las razones que motivaron el retroceso de la ASP-B, si todas sus solicitudes fueron atendidas por el Puerto en función de apoyar la reactivación económica postpandémica de Bolivia”.

El gerente ariqueño recordó que el convenio consensuado en Arica el 30 de julio con la ASP-B, considera un descuento promedio de 38 por ciento; una vigencia de 3 años; y 23 servicios con tarifas rebajadas.

“Este acuerdo ha sido muy bien valorado por los gremios del sector productivo y del transporte de Bolivia. Las distintas organizaciones del sector privado boliviano visualizan que en este convenio hay condiciones muy ventajosas y seguras para movilizar su carga. Un acuerdo de largo plazo, sin lugar a dudas, garantiza estabilidad a todos los integrantes de la cadena logística y da certidumbre al mercado. Por eso es que no entendemos que se nos proponga repentinamente una línea totalmente distinta desde la ASP-B, con un acuerdo corto de 3 meses. Una propuesta así va en sentido contrario de la reactivación económica que se busca en medio de esta crisis pandémica, al no tener garantizadas las tarifas por un tiempo razonable”, advirtió.

Morosidad

El gerente general de la EPA instó también a la ASP-B a aclarar la deuda por servicios de agosto y septiembre que mantiene con el concesionario TPA S.A., ya que -hasta ahora- no ha comunicado formalmente a qué facturas imputará el abono de 925 mil dólares que realizó en septiembre.

“La negativa de la ASP-B a aclarar las facturas por servicios que el concesionario realizó entre agosto y septiembre, provocó la aplicación de la medida del cobro anticipado a los servicios solicitados a partir del 20 de septiembre. La deuda total de ASP-B por los servicios de agosto y septiembre es de 1 millón 340 mil dólares. Hacemos un llamado a que la empresa estatal boliviana pague en forma íntegra y clara los servicios que ya fueron prestados por TPA, dado que estos dineros los tiene en su cuenta corriente, a raíz de que los cobró anticipadamente a los importadores”, sostuvo.

Por último, Pinto señaló que como medida alternativa y para facilitar el despacho fluido de la carga de importación, se mantiene el sistema de pago directo del importador al concesionario TPA para los carguíos. Gracias a esta modalidad, desde el 20 de septiembre se han logrado despachar 2.084 contenedores, lo que equivale a 52.100 toneladas de diversos productos de importación para Bolivia.


Compartir




ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias

Ver mais conteúdos