Puerto de Rotterdam consigue enfrentar crisis de Covid-19 gracias a ventajas existentes ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Sebastián Betancourt Muñoz

@PortalPortuario.cl


El Puerto de Rotterdam, en Países Bajos, consiguió enfrentar con mayor facilidad la crisis provocada por la pandemia de Covid-19 gracias a una serie de ventajas que la empresa portuaria ya mantenía anteriormente, según explicó Carlos Zepeda, analista portuario de la Autoridad Portuaria de Rotterdam, quien participó en un webinar organizado por Puerto Valparaíso y del cual PortalPortuario.cl fue media partner.

En la actividad, Zepeda explicó los pasos seguidos por el Puerto de Rotterdam ante el panorama que traía consigo la crisis sanitaria.

Según el analista, en primer lugar, fueron notificadas las funciones esenciales que permitieron asegurar la operación del recinto marítimo, dejando a los trabajadores que no fueran parte de estas labores realizando sus tareas desde casa.

“En marzo se notificaron las funciones esenciales para asegurar que el puerto siguiera funcionando, por ejemplo, los servicios marítimos, remolcaje, pilotaje, la capitanía del puerto, que se consideran servicios esenciales, mientras que todos los funcionarios que no sean parte de estas funciones han estado trabajando desde casa desde marzo”, señaló Zepeda.

Sumado a lo anterior, en el mismo mes se creó un comité Covid-19 con representantes de la autoridad portuaria, industrias y terminales del puerto y de otras entidades públicas para revisar semanalmente las medidas implementadas ante la emergencia.

El también licenciado en economía marítima y logística explicó que “se creó un comité Covid-19, este comité tiene representantes de la autoridad portuaria, representantes de las industrias y terminales dentro del puerto y representantes también de otras entidades públicas en el puerto como la Aduana. Este comité se reúne una vez por semana para revisar cómo va la situación para ver y supervisar la implementación de las medidas que se tienen que tomar por el Covid-19 y también para ver si las medidas se tienen que revisar. Este comité tiene también diálogo regular con el Gobierno para asegurar que sigamos todas las medidas nacionales”.

Otra determinación que permitió paliar las consecuencias del Covid-19 en el Puerto de Rotterdam fue limitar el uso de las oficinas. Además, se estableció una comunicación frecuente con el Gobierno de Países Bajos y con el público para informar las acciones tomadas por la empresa y lo que estaba ocurriendo.

“Hemos implementado y estamos continuamente revisando las medidas contra el Covid-19, por ejemplo el uso de las oficinas es limitado. Si quieren usar las oficinas, uno tiene que primeramente registrarse y asegurar que haya suficiente espacio dentro de la oficina. Uno solamente puede usar la oficina con la aprobación de la gerencia. También hemos tenido regular comunicación frecuente con el Gobierno y con el público para que todos sepan lo que está pasando y para que todos sepan cuales son nuestras expectativas”, manifestó el experto.

A pesar de la simpleza -en palabras de Zepeda- de las acciones tomadas por el Puerto de Rotterdam, hubo ventajas que permitieron enfrentar la crisis con mayor facilidad.

El profesional sostuvo que “la coordinación con las empresas y entidades públicas dentro del puerto ya era para nosotros algo normal, para nosotros eso no era nada extraño. Tenemos una historia muy larga de cooperación no solamente con las empresas dentro del puerto, sino también con las otras entidades públicas como la Aduana. Tenemos una cultura dentro del puerto de cooperación y yo pienso que todas las empresas y las entidades públicas en el Puerto de Rotterdam entienden que el puerto es un ecosistema con varias partes y cada parte tiene que funcionar bien para que el puerto pueda seguir adelante”.

Otra ventaja presente anteriormente fue que el trabajo desde casa o teletrabajo era una práctica común en el país europeo, por lo que no fue necesario para los trabajadores adaptarse al cambio y al uso de nuevas plataformas tecnológicas.

“Trabajar desde casa ya era para nosotros algo muy común. Muchos de mis colegas antes de la crisis ya estaban trabajando uno o dos días desde casa. Dentro de la empresa ya teníamos lo que necesitábamos para tener acceso a todos los documentos y todo lo que se necesita para poder trabajar desde casa, toda la tecnología informática que necesitábamos ya estaba trabajando. Cuando esta crisis vino, no se tenía que hacer un gran cambio en eso y ya era algo muy común para nosotros”, explicó el analista.

Adicionalmente, la Autoridad Portuaria de Rotterdam había trabajado implementando tecnología informática para mejorar los procesos al interior del puerto, lo que permitió tener las herramientas necesarias para operar.

En este sentido, Carlos detalló que “ya estábamos ocupados desarrollando plataformas digitales para que las empresas y las entidades públicas dentro del puerto puedan compartir información entre ellos, para mejorar los procesos dentro del puerto, para reducir el número de papeles, de llamadas que se tengan que hacer para los trámites dentro del puerto. Yo pienso que eso nos ayudó mucho a poder enfrentar el Covid-19 porque ya teníamos las herramientas que necesitábamos para poder seguir adelante”.

Otro punto favorable fue que la autoridad portuaria, en su papel de Capitanía de Puerto, ya tenía experiencia en la coordinación de medidas de seguridad y sanitarias. “Lo que nos ayudó muchísimo es que tenemos el papel de Capitanía de Puerto aquí en Rotterdam y en ese papel tenemos un rol esencial en la coordinación de medidas de salud, de seguridad, protección, entonces ya entendíamos los asuntos operacionales de las terminales, de las líneas navieras. Para nosotros eso no era algo nuevo”, sostuvo Zepeda.

La automatización de los procesos al interior de las terminales de contenedores en el Puerto de Rotterdam también fue un factor que ayudó a sortear las complicaciones.

“Otra cosa que nos ayudó mucho es que ya en el Puerto de Rotterdam, especialmente en el sector de contenedores, ya se veían más y más terminales completamente automatizadas. Actualmente tenemos dos terminales de contenedores completamente automatizadas, una pertenece a APMT y la otra a DP World. Entonces, para nosotros pues ya eso también quitó muchísimo”, puntualizó el exponente.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias