TPS propone muelle de cruceros fuera de su área de concesión ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


 

Img: Gentileza TPS

Terminal Pacífico Sur, concesionario del Terminal 1 de Puerto Valparaíso, propuso -en el contexto de la llamada “crisis de los cruceros”, generada a raíz del conflicto de las cargas limpias que los mantiene enfrentado con la estatal, un muelle dedicado para recibir naves de pasajeros fuera de su área de concesión.

La propuesta, según informó el concesionario en un comunicado, apuntaría a mantener las recaladas de cruceros en la ciudad, luego de que varios operadoras optaran por recalar a Puerto Central a partir de esta temporada producto de la falta de garantías que tendrían para hacerlo en la capital regional al no contar con ventanas confirmadas con un año de antecedencia y por las reiteradas amenazas de bloqueo de los trabajadores portuarios.

La solución de TPS es ubicar la actividad turística internacional reutilizando el Muelle Barón, a casi 3 kilómetros del Terminal 1.

Según lo difundido en el comunicado de Terminal Pacífico Sur, el proyecto podría ejecutarse en un plazo de 18 a 24 meses y tendría un costo de 11 millones de dólares.

La modernización de la infraestructura portuaria de Barón, donde en el siglo XIX y comienzos del siglo XX se movía carbón, podría recibir cruceros de hasta 300 metros de eslora.

Oliver Weinreich, gerente general de TPS, señaló por medio de esta nota de prensa, que “este puede transformarse en el primer proyecto en que el borde costero y la ciudad se encuentran en un proyecto de interés común y desarrollo integral. Creemos que un proyecto como este despertará el interés de muchos inversionistas, entre los que nos incluimos”.

“La polémica que se ha generado en torno al tema de los cruceros en Valparaíso no apunta a la raíz del problema: no es que los operadores de carga no estén prestando un servicio adecuado a los cruceros, sino que no existe una infraestructura apropiada y dedicada al servicio de pasajeros”, agregó Weinreich.

La propuesta del concesionario estuvo fundamentada por la consultora PRDW, cuyo gerente general, Jorge Vásquez, dijo -a través del comunicado emitido por TPS- que la zona donde se ubicaría el terminal presenta condiciones adecuadas para las maniobras de navegación, permanencia y operación de los cruceros. Además, la profundidad del sector es suficiente para el atraque y maniobras de las naves, por lo que no serían necesarias faenas de dragado”.

El diseño del muelle, según la nota de prensa,  considera las obras necesarias para el atraque y permanencia segura de los cruceros así como para la atención de los pasajeros, operarios y manejo de cargas (maletas, suministros, otros), logrando buenas profundidades y condiciones adecuadas frente al oleaje.

Características

La propuesta de TPS plantea un Muelle de aproximadamente 148×12 m cuya estructura es un tablero de hormigón armado sobre un sistema de vigas metálicas fundada en cepas de pilotes metálicos hincados en el fondo marino, una  pasarela de conexión  para conectar el nuevo muelle con el tablero de servicio del muelle Barón.

A su vez,  propone  la habilitación de  dos o tres bitas de popa con capacidad para las fuerzas de las líneas de amarra generadas principalmente por el oleaje y el viento.

De igual modo, la propuesta implica la habilitación de bitas de muelle para pasar amarras de los distintos cruceros, así como defensas de muelle  para el apoyo de las naves y postes de amarra que se conformarán con pilotes metálicos hincados en el fondo marino y una plataforma de servicio.

Como ayuda a la navegación el proyecto alternativo de TPS dispondría  de las debidas señalizaciones y sistemas para una operación eficiente y segura de los cruceros.

En cuanto a las etapas de esta solución, TPS presentó a la Autoridad Marítima el estudio de maniobra para atracar naves de turismo de la mayor eslora posible en sus sitios 4 y 5. Eso mejoraría la actual disponibilidad de sitios en el Puerto de Valparaíso.

EPV, por su parte, se ha comprometido a que para la temporada 2017-2018, TCVAL tenga operativo también el sitio 8 para naves de 300 metros de eslora. Estas dos acciones, más el esfuerzo de todos, debieran resolver los desafíos para que la próxima la temporada de cruceros sea bien atendida.

TPS enfatizó que para 2019-2020 el Puerto de Valparaíso debe contar con más opciones para la recepción de cruceros, enfatizando que la alternativa de barón es “simple y económica”.


 

Compartir




Ver mais conteúdos