Ultramar califica como “bloqueo ilegal” movilización de portuarios eventuales en Valparaíso ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Ultramar, grupo controlador de Terminal Pacífico Sur (TPS), calificó como “bloqueo ilegal” las movilizaciones que, desde el 16 de noviembre, llevan a cabo trabajadores portuarios eventuales de la ciudad que demandan una bonificación por la baja de turnos, poner fin a las falsas nombradas, además de otra serie de mejoras en seguridad y capacitación, entre otros.

Por medio de una minuta informativa, a la que tuvo acceso PortalPortuario.cl, la empresa acusó actos de violencia física y amenazas contra otros trabajadores que prestan servicios al terminal. Al mismo tiempo, Ultramar puso de sobre aviso la posibilidad de perder líneas de forma permanente a raíz de las movilizaciones.

“Los intentos de ingreso fueron resistidos con el ataque de palos y piedras, pese al resguardo de la fuerza pública. Nuestros trabajadores han sido amenazados, sus fotos se han expuesto en lugares públicos y han sido atacados sus autos y casas, sembrando el temor en ellos y sus familias”, aseguró Ultramar.

“Queremos dejar en claro que esto no es una huelga, este es un bloqueo ilegal, a través del cual se está impidiendo operar el terminal y se está impidiendo el ingreso normal de los trabajadores a sus labores para chantajear y obtener de manera ilegítima una solución a los problemas que reclaman”, añadió la empresa.

“La baja actividad portuaria ha impactado a la empresa y la disminución de turnos ha redundado en la falta de trabajo. Es una situación angustiante y aunque es un problema del país, la empresa había desplegado conjuntamente con la dirigencia sindical de los trabajadores eventuales iniciativas tendientes a apoyar a los trabajadores eventuales sin trabajo a través de la entrega de mercaderías, una gift card y préstamos blandos”, aseguró Ultramar.

“En este contexto irrumpieron estos grupos antisistémicos que, con amenazas y violencia a nuestros trabajadores y a la empresa, en forma irresponsable, están impidiendo operar el puerto con normalidad, provocando el desvío de naves, eventualmente el retiro de líneas y llevando las cosas a extremos que significan todavía menos actividad portuaria y menos oportunidades de trabajo”, subrayó la compañía.

“La presencia de un fuerte contingente policial ha permitido que, pese a las amenazas y actos de violencia sufridos por nuestros trabajadores, se volviera a ingresar al terminal el pasado miércoles 28 de noviembre para restablecer las operaciones.  Hasta la fecha, con el apoyo de esta presencia permanente de fuerzas policiales, se han operado 5 naves y 3 adicionales anunciadas para los próximos 5 días”, detalló la empresa.

Ultramar advirtió que “el daño causado ya es enorme, pero si no somos capaces de mostrar a nuestros clientes que podemos volver a ser un puerto confiable, estaremos expuestos al serio riesgo de perder otra línea de contenedores, a perder fuentes de trabajo y afectar con ello a toda la ciudad”.

“Nuestra gente quiere trabajar y el temor se lo impide, por eso queremos hacer un llamado a terminar las amenazas, a poner término a la violencia y restablecer el orden para entonces volver a operar el puerto con normalidad.
Tenemos el derecho a trabajar, así lo reclaman los cientos de trabajadores de TPS que ven con impotencia como su fuente de trabajo está en peligro. Valparaíso y su gente no se lo merecen”, concluyó Ultramar.


 

Galerías y vídeos portuarios