Comercio entre China y Latinoamérica supera los USD 300.000 millones en 2018 ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl/Xinhua

@PortalPortuario


El comercio bilateral entre China y América Latina alcanzó un récord de 307.400 millones de dólares en 2018, un aumento del 18,9% respecto al año anterior, según datos publicados por la Administración General de Aduanas (AGA) de China.

En concreto, el valor de las exportaciones de China a América Latina fue de USD 148.790 millones  en 2018, mientras que el de las importaciones se situó en USD 158.610 millones, lo que supuso incrementos del 13,7% y 24,1%, respectivamente.

Al respecto, el subdirector del Instituto de Estudios Latinoamericanos de China, Sun Yanfeng, señaló que “los países latinoamericanos aprovechan las oportunidades que brinda la continua actualización del mercado de consumo chino, diversifican sus exportaciones al país asiático y elevan la calidad y los precios de los productos exportados”.

“La creciente cuota de productos de alto valor agregado, como carne congelada, frutas, flores, tabaco y alcohol, contribuye al aumento del valor de las exportaciones de América Latina a China”, agregó.

Por el momento, China es el segundo mayor socio comercial de América Latina. La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL) publicó un informe en octubre de 2018 en el que declara que China es el socio comercial más potente de la región latinoamericana y caribeña.

Analizando los resultados, la directora del Departamento de Economía del Instituto de América Latina de la Academia de Ciencias Sociales de China, Yue Yunxia, indicó que “China compró más en América Latina de lo que vendió, lo que resultó en un déficit comercial que ha contribuido a la recuperación económica de América Latina a pesar de la actual situación global”.

En ese sentido, Sun manifestó que “China está sumando socios activamente en América Latina, mejorando la calidad de sus productos para la exportación, acelerando la construcción de un sistema de logística y distribución e innovando con los canales de comercio electrónico”.

El directivo añadió que, con la promoción de la Iniciativa Nueva Ruta de la Seda en América Latina, China intenta aumentar la cuota de productos chinos en el mercado latinoamericano a través de la inversión industrial, la inversión y financiación de infraestructuras, y las fusiones y adquisiciones.

Al cierre de 2018, un total de 16 países latinoamericanos y caribeños, incluidos Uruguay, Costa Rica, Chile y Ecuador, habían firmado memorándums de entendimiento con China para construir conjuntamente la Franja y la Ruta.

Por su parte, Sun Yanfeng predijo que, con la profundización en las reformas económicas, el ritmo acelerado de la privatización de las infraestructuras y la creciente demanda e inversión en los servicios públicos de alta calidad en América Latina, la región necesitará más equipos mecánicos y eléctricos de alta tecnología, productos electrónicos, así como productos de industrias ligeras de alta calidad en los próximos años.

Mientras tanto, desde la perspectiva de la conservación de la energía y la protección del medio ambiente, la demanda de China pasará de las materias primas a los productos minerales y energéticos poco o medianamente procesados, lo que dará mayor impulso a la actualización y mejora del comercio entre los dos bloques.


 

Compartir