Laboratorio de TPA buscará convertir a Arica en un “Puerto Inteligente” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Miguel Garín, especialista de la Fundación Valenciaport, cada vez que se presenta en público es reiterativo en decir que el “Smart Port necesita Smart People”. Ese concepto es el que jóvenes profesionales de Terminal Puerto de Arica (TPA) llevarán a cabo mediante la implementación de un “Laboratorio de Maniobras” que recogerá las ideas de los trabajadores de la empresa y las materializará en inventos que simplificarán las labores diarias al interior del recinto.

La iniciativa tiene como fin convertir al Puerto de Arica en un Smart Port, formalizando el proceso creativo e innovador que ya existe al interior del concesionario. De hecho, solo este año, cerca de 50 ideas han surgido desde la faena misma; es decir, de la cabeza del propio trabajador portuario, al diseño y ejecución.

Gerald Kong

Las innovaciones van desde cosas muy simples como un soporte que permite llevar una escoba y una pala en el carro que es usado para barrer soya de las plataformas de los camiones a un contenedor reefer que sirve para consolidar y desconsolidar carga refrigerada sin perder la cadena de frío, así como una barra para alzar cargas o un portalón que, en vez de tener ruedas unidireccionales, rota como lo hace un carro de supermercado, lo que implica menor riesgo de accidentes al seguir el movimiento del barco. Otros avances están en el área informática con, por ejemplo, el desarrollo de aplicaciones como la del Club de Choferes de TPA, orientada a dar información a los transportistas.

Gerald Kong, jefe del área de Suministros y Servicios Generales de TPA, comentó a PortalPortuario.cl que “esto nace de la misma gente que trabaja en el puerto que tiene ganas de implementar innovaciones, mejora continua, que quiere mejorar los procesos y donde ve algo que puede aportar a la operación, se escucha y pueda implementarse”.

Pechador

“Hay proyectos que son bien sencillos como un ganchito que sirve para hacer más segura una operación, quizás una barra que sirve para ser más productivo o una tapa de madera que sirve para que no caiga soya en las ruedas de los camiones, entonces son ideas que nacen del movilizador, de la gente que está en la operación. Esas ideas se escuchan, se llevan al laboratorio donde hay un ingeniero, un soporte, un área de innovación que escucha esta idea que genera una lluvia de idea es ahí cuando empezamos a trabajar en ellas y así nacen ideas mucho más grandes como los pechadores que se implementan para cambiar la función de la operación, generando eficiencia al poder transformar el uso de un equipo”, explicó Kong.

Kong añadió que los proyectos, además de aportar en eficiencia, han producido un impacto en la seguridad del terminal.

Víctor Ramírez

“El principal impacto es en seguridad como la barra que implementamos en el sector norte que nos permitió tener cero accidentes en desconsolidados. Por otro lado, se genera un impacto con el cliente que ve que su carga está siendo sacada de una manera segura y, además, se mejoran los tiempos, porque cuando insertas una barra para sacar la carga del contenedor, la sacas más rápido, ocupando un solo equipo para dos tareas y, finalmente, en el mismo turno”, ahondó.

Víctor Ramírez, presidente del Sindicato Número 1, afirmó que “de un tiempo a la fecha en la empresa se echó a andar el tema de la innovación, lo que es muy importante, porque se han hecho modificaciones a muchos elementos de trabajo, tanto en los desconsolidades como también en mantención, maniobras y atención de naves, donde la participación de los trabajadores ha sido directa y siempre con el respaldo de la empresa, porque no se puede innovar si no hay recursos para desarrollar esas ideas”.

“Es importante que se escuche a la persona que está ejecutando la faena y tomar esas opiniones es válido, porque ellos están en el día a día movilizando, haciendo maniobras, en la recepción la carga y qué mejor que ellos participen en esto que va acompañado de minimizar los tiempos, en el mejor servicio y que el trabajo sea más seguro, haciendo, además, que las faenas no sean tan difíciles de ejecutar y, por eso, el terminal ha sido premiado en temas de innovación y para nuestra gente eso es importante, porque son sus ideas las que se maduran”, agregó.

Carlos Dini

Por su parte, Carlos Dini, jefe del Área de Innovación de Terminal Puerto Arica, sostuvo que “en TPA se ha generado una cultura de innovación muy robusta y eso partió desde las bases, porque empezamos a escuchar las ideas de la gente, al principio, las más básicas, entonces la gente -al sentirse escuchada- sobre todo los más antiguos comenzaron a ‘contagiar’ a sus compañeros con la innovación y lo más importante es que cuando una idea es escuchada y se implementa, la pega se hace más llevadera”.

Dini recordó que uno de los primeros pasos para gestar esta cultura fue la realización del concurso “Innovando en tu metro cuadrado”. “Así se empezó a desarrollar una red de colaboración interna bastante potente y, a medida que empezaron a avanzar estas ideas, empezamos a sumar jefaturas y gerencias y, hoy en día, la innovación es transversal, incluso  el Comité de Innovación es presidido por Diego (Bulnes), nuestro gerente (general) y nos reunímos una vez al mes para ver políticas de innovación, porque hay muchos proyectos y otros que son muy estratégicos”.

Barra para rieles

“El Laboratorio de Maniobras surge de toda esta interacción y red de apoyo, porque hubo un tiempo en que el ensayo y error en materia de prototipos caímos en muchos errores, porque estaba la buena voluntad de la gente y los prototipos eran muy artesanales, entonces juntamos al área de mantención, suministro, un área de operaciones, la comercial y empezamos a hablar de cómo afrontar los diversos desafíos desde cómo cargamos los fierros con un tipo de máquina dejando de usar otra o cómo mejoramos la seguridad en un tipo determinado de operación y nos dimos cuenta que cada idea no la podía implementar una sola área y así se empezó a sumar toda la gente”, complementó.

Dini, en ese contexto, apuntó que la cultura innovadora traspasó las fronteras de TPA, por lo que se han sumado los proveedores y clientes que también aportan ideas y la Universidad de Taparapacá, cuyos alumnos practicantes o memoristas participan de la evaluación, cocreación e implementación de las innovaciones.

Gancho en “C”

“Teníamos a la Universidad, a los proveedores, a los clientes y a toda la gente del puerto, pero no teníamos un espacio donde trabajar y nos dimos cuenta que era muy buena carta externalizar algunos desafíos que pueden convertirse en oportunidades de negocios para algún emprendedor en Arica que quiera aportar a la cadena logística. Entonces, la idea es invitar a estos emprenedores al Laboratorio de Maniobras que es un Hub de innovación, donde se relacionan proveedores, universidades, personal de la empresa y clientes para desarrollar mejoras en pos del puerto y para su cadena conexa”, ahondó.

La mecánica innovadora, además, tiene un soporte basado en la confianza y flexibilidad laboral; es decir, si un trabajador tiene una idea, la presenta a un “embajador de innovación” que luego la entrega al Comité para su evaluación. Posteriormente, de ser aprobada la iniciativa, el trabajador puede participar del desarrollo, pudiendo pedir a su jefatura un turno remunerado para participar de la implementación.

Lo anterior, según Dini, apuntaló e impulsó a la cultura innovadora del TPA, toda vez que el ingenio de los portuarios no se postergó a los horarios libres o al cierre de su jornada de trabajo, lo que -al principio- desincentivó los aportes.

Barra para desconsolidar cargas

“Estos vínculos nos sirven para ir implementando el futuro del puerto. La idea es que con este espacio de creatividad seamos un soporte para ideas, incluso de fuera del puerto, porque el laboratorio va a tener tecnologías de soporte y herramienta, profesionales del ámbito de proyectos y una biblioteca de innovación. Habrá un mundo donde vamos a poder implementar y soñar estas ideas”, concluyó Kong.

Sustentabilidad 

Las innovaciones en TPA no sólo están enfocadas a lo operacional y administrativo, sino a lo sustentable. Por eso, de acuerdo a lo comentado por Dini y Kong, el concesionario del Puerto de Arica está trabajando en una iniciativa que tiene relación con el uso de energía undimotriz; es decir, la que es generada por el efecto de las olas y que abastecerá de electricidad a algunas áreas del recinto portuario, mientras que una segunda tiene que ver con el repoblamiento de algas o reforestación submarina mediante la cual se espera recuperar siete especies y aumentar la presencia de otras cinco plantas acuáticas propias de la zona norte.


TPA realizó un video en el que resume las ideas innovadoras que se concretaron en 2017. 

Galerías y vídeos portuarios