Aceite de barco recolectado en Puerto de Paranaguá se destina a reciclaje ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Redacción PortalPortuario.cl

@PortalPortuario


Todo el aceite de barco usado, recolectado en el Puerto de Paranaguá, se destina al reciclaje. La recogida de residuos oleosos de embarcaciones es uno de los servicios de apoyo imprescindibles para la actividad portuaria. A lo largo del año 2020 se recogieron 4.061.302 litros por las cinco empresas actualmente registradas.

La eliminación sigue un estricto protocolo de seguridad y cuidado del medio ambiente. El servicio es supervisado por el director de Medio Ambiente (Diramb) de la empresa pública Portos do Paraná.

“La actividad es sumamente importante y contribuye directamente a la sostenibilidad y al medio ambiente. Además de tener el destino correcto, evitando la contaminación del mar, que se recicla, el aceite cobra una nueva vida”, asegura Rafael Salles Cabreira, coordinador de Control y Manejo de Emergencias Ambientales de Puertos de Paraná.

Respecto a la inspección del servicio, el representante de la dirección de Medio Ambiente dijo que se inicia con la aprobación de un Plan de Trabajo, y se envía vía correo electrónico para dar a conocer la actividad. Luego se realiza la inspección in situ, en el momento de la operación, para ver si se cumplen los requisitos mínimos para el desarrollo de las actividades.

Según el presidente de la Unión de Agencias Marítimas de Paraná (Sindapar), Argyris Ikonomou, todos los servicios que necesitan los barcos durante su estancia en el puerto son contratados por los armadores directamente o por medio de los agentes marítimos. En representación de los responsables de la embarcación, el agente es quien lo contrata, incluida la retirada de residuos.

“Siempre le corresponde al agente marítimo que conoce las normativas y procedimientos locales coordinar y brindar toda la facilitación necesaria para que los servicios contratados ocurran de la mejor manera posible y durante la estadía del barco en puerto, sin demoras”, manifestó.

Las embarcaciones tienen una capacidad limitada para almacenar tanto aceite usado como sucio que no se puede reutilizar, proveniente del motor principal y otros equipos así como aceite mezclado con agua, proveniente de filtraciones.

“Antes de que se alcance la capacidad máxima de los estanques de almacenamiento, la remoción se vuelve necesaria y obligatoria. La remoción de estos residuos líquidos termina moviendo la economía del puerto-ciudad, considerando que existe la necesidad de contratar empresas especializadas y debidamente autorizadas para realizar la remoción, transporte y destino final de este tipo de residuos”, completó el presidente de Sindapar.

Una de las empresas que opera en el Puerto de Paranaguá con la remoción de aceite usado de los barcos es Resolve Soluções Marítimas e Ambientais LTDA. Para el gerente de la empresa, Werner Blank, el servicio es la limpieza, sumamente imprescindible no solo para la actividad portuaria sino también para el medio ambiente.

“Dependiendo de la cantidad de desechos almacenados en el depósito de la embarcación y la capacidad de la bomba, la operación demora entre tres y ocho horas en promedio”, explicó. Según él, el 100% de los residuos se destina a una refinería, tecnología utilizada para el reciclaje total de estos residuos.


Compartir





ESPECIAL COVID-19
Ver más noticias