Sally Bendersky reconoce que proyecto de Puerto Exterior de San Antonio tiene “a lo menos 6 años de atraso” ¿Encontraste un error? Avísanos

Por Andrés Orrego Siebert

@PortalPortuario


Un atraso de, a lo menos, seis años es el que tiene el proyecto de desarrollo portuario más relevante de esta centuria en Chile. Se trata del Puerto Exterior de San Antonio cuyo impulso perdió fuerza durante el gobierno anterior, coincidiendo con los cambios efectuados a nivel de la plana ejecutiva que lideraba la iniciativa.

La megaobra, cabe recordar, fue confirmada en las postrimerías del segundo mandato de Michelle Bachelet y ratificada por Sebastián Piñera, quien no pudo cumplir con su anhelo de poner la primera piedra del también llamado megapuerto o Puerto de Gran Escala.

La fuente de esta información fue la presidenta de la Empresa Portuaria San Antonio, Sally Bendersky, quien -en entrevista exclusiva con PortalPortuario.cl– reconoció la demora y el trabajo que ha comenzado a ejecutar junto a sus equipos para recuperar el tiempo perdido y evitar que el principal puerto chileno acabe como un terminal feeder cediendo su liderazgo regional a otras obras portuarias ya en marcha en países como Perú, Ecuador y Colombia.

Sobre su designación como la primera mujer en liderar a esta estatal en más de 100 años de historia, Bendersky aseguró que “fue natural para mí, porque ya había contribuido a este puerto como directora entre 2006 y 2008. Además, durante el segundo gobierno de la Presidenta Bachelet lideré Puerto Coquimbo, de modo que estaba familiarizada con las empresas del Sistema de Empresas Públicas (SEP). Espero contribuir con mi visión y agradezco que se haya designado a alguien con experiencia para presidir esta importante empresa. En mi vida profesional me he desempeñado en una diversidad de contextos, lo que creo que será ventajoso para el momento que vive San Antonio”.

Cuando se refiere a “el momento” ¿está mencionando la relación que hay entre la ciudad y su puerto en la actualidad?

Puerto Exterior

Tras la instalación del nuevo equipo directivo, nos hemos dedicado a analizar detalladamente la gestión de la empresa y su relación con el entorno. No me cabe duda de que la alta rotación de directivos que hubo en el gobierno anterior y el descabezamiento de los encargados de desarrollar el proyecto Puerto Exterior, fueron factores que contribuyeron a una ralentización artificial de esta iniciativa que tanta importancia tiene para los chilenos. Ahora, si vemos las dificultades que esto ha provocado, tenemos que retomar a la brevedad la marcha del proyecto y la relación con la comunidad. Se trata de algo imperioso y absolutamente necesario para sacar nuestro proyecto adelante. El puerto no podrá prosperar si no toma en cuenta a la ciudad. Eso es lo que este directorio le ha hecho ver a sus ejecutivos.

¿Cómo se ve en San Antonio la construcción del proyecto peruano de Chancay y la ampliación de El Callao?

Chancay

Si los puertos de la costa oeste de América del Sur, El Callao, Posorja, Buenaventura y Manzanillo, crecen lo suficiente hasta poder albergar naves de mayor capacidad y Chile no lo hace, existe la posibilidad de que nuestras cargas queden en terminales de otros países y que debamos traerlas hasta Chile con un traslado adicional, el que obviamente será un costo extra, y que impactará directamente sobre la calidad de vida de los chilenos. Sabemos que la construcción de un complejo portuario en Chancay y la ampliación que Perú realiza en el Callao, son una alerta para avanzar más rápidamente que lo que estuvimos haciéndolo durante los últimos años. En el escenario interno, las proyecciones señalan que ya a inicios de la década del 2030 la capacidad portuaria del país será insuficiente y requerirá ampliarse con nuevas obras de infraestructura. De allí la gran necesidad de acelerar el ritmo hoy en el desarrollo de un proyecto tan complejo como es el Puerto Exterior.

¿Está atrasado el proyecto Puerto Exterior?

Sin duda; estimamos que tiene unos 6 años de atraso, y nuestra misión es dinamizar el avance para que no lleguemos al temido escenario de congestión portuaria, el que traerá un costo adicional a todo lo que se consume en nuestro país y que llega mayoritariamente a través de los puertos. Chile requerirá una nueva actualización antes de la primera mitad de la próxima década. El no hacerlo se traducirá en una irreparable pérdida de competitividad, puesto que no podremos llegar a tiempo a los mercados que requieren nuestras mercancías, lo que provocará que retrocedamos en el desarrollo económico nacional. Se perderán los beneficios que la actividad portuaria trae a Chile en la actualidad, donde más del 90% del comex se realiza por vía marítima.

¿Le parece que los años de atraso del proyecto Puerto Exterior son remontables?

Tengo la meta de aumentar la velocidad de desarrollo de proyectos en la empresa. Para eso, potenciaremos liderazgos internos que permitan avanzar en pos de la concreción de nuestro objetivo. Afortunadamente, no estamos solos en esto; el Sistema de Empresas Públicas y los ministerios de Transportes, de Desarrollo Social y también EFE están interesados en que el proyecto avance.

Pasando a los temas del puerto actual, ¿cómo evalúa la logística marítima en el Puerto de San Antonio?

Hemos observado cómo la altura de ola ha aumentado, no de manera lineal sino con una curva más pronunciada, que nos hace llegar a por lo menos un mes de inactividad por año. Desde aquí se realiza un trabajo en conjunto con la Armada de Chile, los prácticos y los patrones de las embarcaciones que participan en cada zarpe o recalada para ver de qué manera mejorar la seguridad de las maniobras. Sin embargo, hay que trabajar con energía para que nuestros concesionarios aprovechen al máximo cada tiempo de puerto abierto de modo que el despacho y recepción de cargas se desarrolle con el mínimo de tiempos muertos.

¿Ha conversado con los gremios?

Sí, desde la instalación de este directorio, nos hemos reunido con los capitanes de lanchas de práctico y remolcadores, que están reunidos en la agrupación Relasan. También hemos hecho lo mismo con los representantes de los transportistas y hemos escuchado a Agec, Agtsai, Agreportsai y Fedequinta. Asimismo, hemos sostenido conversaciones con trabajadores portuarios de DP World San Antonio y STI.

¿Qué le han transmitido los transportistas?

(Sonríe), tienen muchas esperanzas en que se avance más rápido y dependiendo de lo que se trate, hay soluciones que implican inversión en infraestructura, como el punto de regulación de frecuencia para transportistas “Alto San Antonio”, que permitirá -gracias a la tecnología- tener control de flujos y agendamiento, y lugares de descanso mientras nuestros transportistas esperan su turno para ingresar a los terminales. Mejorar las condiciones de los conductores de camiones, permitiendo que descansen mejor y que pasen menos tiempo a la espera de ingresar al terminal, es algo que será prioritario para este directorio. Si el tránsito de cargas desde y hacia los concesionarios es fluido, la ciudad convivirá de mejor manera con nuestro complejo logístico marítimo – terrestre, y las ventanas de puerto abierto serán mejor aprovechadas.

¿Seguirá Puerto San Antonio tratando de aumentar el parámetro de altura de ola?

Eso es algo que no depende solamente de nosotros, sino es parte de un trabajo multidisciplinario entre distintas entidades. En este momento estamos abocados a optimizar maniobras con los dos metros que ya tenemos autorizados.

¿Qué sensación le quedó tras conversar con los trabajadores portuarios?

Con los portuarios hablamos de muchísimas cosas, pues sobre ellos descansa el peso de las operaciones del complejo marítimo más importante del país. Nos pidieron mayor fiscalización de los terminales concesionados y que ejerzamos el rol de autoridad portuaria, no solo como un recaudador de utilidades, sino como un ente que pueda contribuir a mejorar los estándares de seguridad. Los trabajadores nos piden ser más proactivos, más presentes en el día a día de nuestros concesionarios para verificar in situ y no a través de informes, el funcionamiento y planes de contingencia que los terminales tienen ante cada situación de atochamiento terrestre. Cuando se produce una interrupción de las operaciones, se deberá poner en práctica un reforzamiento en el equipo de trabajadores para evitar generar demoras e impactos a la ciudad.

El puerto está en medio de su tramitación ambiental, con cierto grado de oposición de la ciudadanía, ¿qué hará el puerto con las lagunas de Llolleo (Ojos de Mar)?

Ojos de Mar

Actualmente, el proyecto Puerto Exterior sigue su curso en el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA) y estamos próximos a entregar la Adenda 1 durante este mes, dando respuesta a las observaciones recibidas tanto desde la ciudadanía como de los organismos públicos, que suman alrededor de 1.500 en total, tras el consolidado que realizó el organismo ambiental. En este marco participativo y regulado hemos realizado importantes modificaciones a la propuesta inicial, como la no intervención de las lagunas Ojos de Mar y la eliminación del vertimiento de material de dragado en el mar.

¿Qué tan adversas o difíciles de resolver han sido esas observaciones?

Creemos que las observaciones que se le hicieron a la propuesta inicial de Puerto Exterior, su análisis y la inclusión de nuevas medidas constituyen una oportunidad para robustecer lo que será el proyecto final. La participación de la comunidad es una parte sustancial del proceso de tramitación ambiental, por tanto, la valoramos como algo imprescindible para que nos asegure que los vecinos expongan sus inquietudes y hagan sus aportes a un proyecto país que será parte de su día a día. San Antonio tiene la responsabilidad de mantener conectado a Chile con el resto del mundo y como Autoridad Portuaria impulsaremos ese importante rol, respetando las necesidades de los habitantes de nuestra comuna. Invitamos a todos a que sigan participando de los siguientes hitos de difusión que contempla el proceso ambiental, de manera de ir avanzando a un proyecto óptimo en términos operacionales para la actividad logística portuaria y al mismo tiempo respetuoso del medio ambiente y de la comunidad. Puerto Exterior armonizará las necesidades de la comunidad de San Antonio, la protección del medioambiente y la actividad logístico-portuaria.

Hay voces de diversos gremios, como Asoex y también algunos académicos, que plantean que sería más conveniente tener más puertos de menor tamaño a lo largo de la costa en vez de un solo gran puerto, ¿qué dice Puerto San Antonio sobre esto?

MSC Tessa

Este 2 de agosto, PortalPortuario -medio que seguí leyendo cuando me alejé de los puertos – publicó que había sido botado en un astillero chino el MSC Tessa, una nave que puede llevar a bordo un total de 24.116 contenedores de 20 pies, cifra ostensiblemente mayor que los 13.100 que embarcan los buques que hoy surcan los principales puertos de Chile y la costa oeste de Sudamérica. En San Antonio, vemos este tipo de acontecimientos como una señal clara para crecer ya en infraestructura, puesto que la industria marítima evoluciona rápidamente hacia economías de escala y tecnologías más limpias en el desplazamiento de las cargas. Si Chile desarrollase varios terminales de menor tamaño no podríamos recibir ese tipo de naves, sin considerar el costo de los rompeolas que habría que construir en cada puerto. San Antonio, como principal puerto del país, tiene condiciones sociales, las profundidades adecuadas para recibir portacontenedores de gran calado, ambientales, de accesibilidad vial y ferroviaria. Además, estamos convencidos de que este lugar debe seguir siendo la puerta de entrada al país y que los sanantoninos así lo quieren.


Compartir




Ver mais conteúdos